El Pilar del Duque fue el escenario, un año más, de la tradicional Mojá de la Vara, que congregó entre 2.500 y 3.000 personas gitanas y payas. Esta costumbre muestra la importante huella dejada por los gitanos en Zafra y actualmente es una fiesta interétnica incluida en el programa De la Luna al Fuego. Numerosos ciudadanos a las doce en punto buscaron la buena suerte justo en el momento en el que las aguas se bendicen por la influencia de la luna y la magia de la noche de San Juan.

No se mojaron solo las tradicionales varas, de las que se repartieron más de 2.000, sino también bolsos, carteras y bolsillos. Un acto pagano cargado de simbolismo, una clara exposición de lo que son las tradiciones de los gitanos extremeños. Es una forma de unir el pasado con el presente y un regalo de los gitanos al pueblo de Zafra por la convivencia real que existe entre gitanos y no gitanos en esta ciudad, que es ejemplo para otros puntos de la geografía extremeña.

El alcalde de Zafra, José Carlos Contreras, destacó precisamente esta convivencia entre payos y gitanos y anunció que se llevarán a cabo más proyectos e iniciativas en colaboración con el pueblo gitano, sobre todo de cara a la Feria internacional Ganadera. Por su parte el presidente de la Asociación Gitana de Zafra, Antonio Vázquez, dijo que esta convivencia es ejemplo para otras localidades y que cada año viene más gente de otros puntos de la región.

El acto contó con la participación de Joaquín López Bustamante, codirector del programa de RNE «Gitanos: Arte y Cultura Romaní»; y la actuación de Carmen la Parreña y Jairo de Remache. Además se leyó un texto sobre esta tradición gitana y se pudo disfrutar de un espectáculo de fuegos artificiales.

Talleres

paseo burroPreviamente, durante toda la tarde, el Parque de la Paz acogió una serie de talleres para niños con el objetivo de implicarlos más en esta costumbre y para facilitar la convivencia entre todos ellos. Los más pequeños pudieron montar en burro, un animal que algunos ni siquiera conocían, y decorar sus propias varas para después participar en la Mojá.

Cientos de niños disfrutaron de estas iniciativas organizadas por el Ayuntamiento de Zafra, la Asociación Gitana de Zafra y Fagex en colaboración con la Asociación Cultural de Ociaventura de Extremadura.