“Sin libertad de prensa de verdad no existe democracia plena y en España no hemos tenido libertad de información plena, luego no ha sido una plena democracia». La frase es del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, durante el acto de presentación anoche del libro del periodista Jesús Cintora titulado ‘La hora de la verdad’. Para Fernández Vara, este libro es el retrato «de un sistema que le falló a mucha gente» y de una época de este país en la que los movimientos ciudadanos «han hecho cambiar muchas cosas».

El presidente de Extremadura se dolió de que «en España exista una libertad de expresión tan condicionada» y deseó que los periodistas sean libres porque esa es la premisa que, de no cumplirse, hace que dejen de ser periodistas «para ser otra cosa».

Dijo que él ha sufrido durante cuatro años «un apagón informativo brutal porque quien gobernaba no quería que se supiese la verdad» y afirmó que procurará que la actual oposición no pase por la misma situación.

El acto de presentación de ‘La hora de la verdad’ se desarrolló ante un nutrido auditorio en el Patio de Columnas la Diputación Provincial de Badajoz cuyo presidente, Miguel Ángel Gallardo, defendió «la libertad de la palabra» y deseó que los periodistas cuenten «la verdad de lo que acontece, la verdad de lo que ven».

Gallardo mostró su satisfacción porque la Diputación participe con este tipo de actos en la vida de la capital pacense y a Jesús Cintora le deseó que siga “siendo él mismo”.

Por su parte, el autor del libro explicó que luchó por la pluralidad en el programa que presentaba en la Cadena Cuatro y del que fue apartado sin darle explicaciones cuando había convertido su plató en una conjunción de opiniones diversas ya que por allí “pasó gente de todos los partidos”.

Reconoció que se quedó en estado de schock cuando recibió la noticia de su despido pero relató que después se rehizo y decidió continuar haciendo periodismo de todas formas. Animó a leer su obra «por los libreros, por la cultura y por Espasa: por la gente que me deja hablar».