La consejera de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Extremadura, Pilar Blanco-Morales, ha destacado que una vez "cerradas" las "grandes cuestiones" relativas a los presupuestos de la comunidad (PGEx) para 2016 durante las negociaciones llevadas a cabo con los grupos parlamentarios, el Ejecutivo regional sigue abierto a "cualquier propuesta razonable y bien fundada" durante el debate de las cuentas que se propiciará en la Asamblea.

En todo caso, ha reiterado el planteamiento de que las propuestas que se realicen deben enmarcarse en el "cumplimiento" de los objetivos de estabilidad presupuestaria y "sobre todo" en el convencimiento, ha incidido, de que "los presupuestos tienen que ser reales tanto en los ingresos como en los gastos".

En rueda de prensa este martes en Mérida, ha destacado al respecto el "método" aplicado para la consecución de un documento presupuestario como el que ha remitido la Junta a las formaciones políticas, y que ha sido "fruto" de "intensas negociaciones y reuniones", con la idea de que "todos los grupos parlamentarios pueden aportar algo".

Blanco-Morales ha incidido al respecto en que, a la vista de las "propuestas" de las diferentes formaciones políticas, la Junta en el citado documento ha hecho un "esfuerzo de síntesis" en el sentido de "acoger todas aquellas proposiciones, todas aquellas ideas que cuadraban en esta nueva etapa".

Ha subrayado así que existe el "doble objetivo" de articular unos presupuestos que "ayuden a las personas" y que "ayuden a los intereses de la región", y "todo ello en el marco del cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria", algo a lo que según ha añadido "no" se puede "renunciar en ningún momento".

APORTACIONES DE TODOS

Blanco-Morales ha resaltado también que "todas y cada una de las cuestiones que se recogen" en el documento presupuestario remitido a los grupos parlamentarios "deben ser valoradas al mismo nivel", tanto en lo que se refiere a los ingresos como a los gastos, ha dicho. "En ambos extremos (de ingresos y de gastos) hay aportaciones de todos los grupos parlamentarios", ha recalcado.

Ha reiterado que en la negociación de los presupuestos se ha aplicado "un esfuerzo que es fruto del diálogo"; así como que los grupos parlamentarios tienen ahora "ocasión" de hacer "alguna matización"; y ha recordado que "el espacio de debate público por excelencia es el Parlamento".

"Y una vez cerradas las grandes cuestiones, será el debate parlamentario del presupuesto donde todavía habrá lugar para esa argumentación política que es el debate de presupuestos", ha espetado.

CONFIANZA

Asimismo, la consejera ha señalado --sobre la aprobación o no de las cuentas en sede parlamentaria-- que la Junta tiene "confianza plena en la responsabilidad de todos los grupos parlamentarios, que han demostrado además que esa confianza se basa en la capacidad de diálogo que todos por igual han puesto en el escenario político" y que según ha añadido están "dispuestos a que fructifique".

De igual manera, sobre la posibilidad de que durante la negociación parlamentaria de las cuentas aún se incluya algún aumento más de ingresos, aparte de los 82 millones ya anunciados la pasada semana por la Junta, la consejera ha señalado que "en el documento se han recogido las soluciones" que "encuadran en lo que debe ser la buena técnica parlamentaria de ingresos reales".

"¿Queda margen para la negociación en el capítulo de ingresos? ¿Queda margen para la negociación en el capítulo de gastos? Le diría que no nos cerraremos a cualquier propuesta razonable y bien fundada, pero en el marco del cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria y sobre todo de que los presupuestos tienen que ser reales tanto en los ingresos como en los gastos", ha señalado.

También, sobre los objetivos de estabilidad presupuestaria, Blanco-Morales ha señalado que la "alternativa" de la Junta va a ser "siempre poner por encima de todo los intereses de las personas, de los extremeños", y ha subrayado que la Administración regional "no" está dispuesta a "hacer ni imponer más sacrificios que pongan en riesgo la vida de las personas y la calidad de los servicios públicos" que se quiere "recuperar".

Por otra parte, sobre el adelanto de 40 millones que en la propuesta presupuestaria de la Junta se pretende solicitar al Gobierno en materia de Deuda Histórica, la consejera ha indicado que tal tema lo tiene "bien fundamentado" el Ejecutivo autonómico a través de los trabajos que, según ha dicho, "se deberán iniciar de inmediato" en la comunidad de cara a la reforma del sistema de financiación autonómica.

Ha añadido al respecto que el objetivo es proponer que sea la Asamblea de Extremadura la que sea "capaz de aunar la voz de todos los extremeños con un criterio" que posteriormente se presente ante el Gobierno central.

PROPUESTA

A su vez, la portavoz de la Junta, Isabel Gil Rosiña, ha recordado que una vez remitido en la tarde de este pasado lunes a los grupos políticos el documento "definitivo" de propuesta de presupuestos de la comunidad por parte de la Administración autonómica, ahora las formaciones pueden presentar alegaciones hasta el próximo jueves, día 11.

Ha señalado al respecto que el Ejecutivo regional espera que se alcance el "consenso" y el "acuerdo" con los grupos políticos para la articulación de unos presupuestos autonómicos para este año.

Igualmente, ha destacado que el documento es fruto de un trabajo realizado de una manera "exquisita" y con "transparencia", así como con la intención de "negociar desde el diálogo" para lograr un "acuerdo" sobre los presupuestos; al tiempo que ha incidido en que las cuentas regionales permitirán poner en marcha las políticas que se consideran "necesarias en este momento para arreglar los problemas de Extremadura".