El Grupo Popular en la Asamblea de Extremadura no planteará enmienda de totalidad sobre el proyecto de Presupuestos de la comunidad (PGEx) presentado esta semana por la Junta, en tanto que "se han acercado posiciones" y que "no parece serio" lo contrario "cuando es intenso el clima de negociación y diálogo" con la Administración regional.

En todo caso, esta postura "no" supone "un apoyo" de dicho partido a los presupuestos en su globalidad, sino "un apoyo a seguir negociando" las cuentas, por lo que la decisión sobre la votación final del PP al conjunto de las cuentas "no está tomada".

De este modo lo ha avanzado en rueda de prensa este viernes en Mérida el presidente del Grupo Popular en la Asamblea, José Antonio Monago, quien ha insistido en que "está abierto" el voto final de su formación a favor, en contra o la abstención sobre las cuentas presentadas por la Junta.

Por otro lado, Podemos ha señalado que el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Extremadura (PGEx) para 2016 presenta "graves defectos de forma" que demuestran la "chapuza" y la "falta de rigor" de la Junta de Extremadura.

En una nota de prensa, la formación que lidera Álvaro Jaén resalta que diez de los quince documentos que acompañan a esta Ley, que define como una de las "más importantes" de la comunidad, "no pertenecen al actual proyecto de ley, sino que hacen referencia al anterior, que fue rechazado por la Asamblea". En este sentido, Podemos señala que "la legalidad exige entregar otra vez esos informes actualizados y referidos al nuevo texto".

Entre ellos, se incluyen dos informes de la Abogacía General, uno con fecha actual y otro del pasado 29 de octubre; mientras que el informe de impacto de género, que realiza el Instituto de la Mujer, "no es válido porque de nuevo hace referencia a los presupuestos presentados en octubre", resalta la formación morada en una nota de prensa.

Por tanto, "no existe una evaluación del impacto de género de los más de 82 millones euros en los que se incrementa el presupuesto que está sobre la mesa".

"Más allá de ser un claro ejemplo de imperfección, remiendo y de ir en contra de la norma, la propuesta de la Junta de Extremadura supone una auténtica falta de respeto a los organismos que realizan esta documentación y se ignora su voz y opinión sobre las nuevas cuentas", añade el comunidad. Un ejemplo "lamentable" y que "roza lo absurdo" es que se incluya un informe del Consejo Consultivo, organismo que ya no existe en la región.

Los presupuestos "poco tienen de serio, rigurosos y exhaustivos", calificativos utilizados por la consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales, en su presentación. "Más bien son un ejemplo de poca rigurosidad y de informalidad", lo cual "viene a confirmar que el gobierno de Guillermo Fernández Vara no se ha tomado en serio las negociaciones y ha hecho un auténtico teatro".

Ante esto, Podemos, único partido que votó en contra en la Mesa que admitió a trámite esta propuesta de Ley, "estudiará las posibles vías para denunciar esta irregularidad y actuación poco seria y respetuosa con un trámite tan importante como el procedimiento de aprobación de los presupuestos".