El vicepresidente primero de la Asamblea de Extremadura, José Andrés Mendo, ha inaugurado el acto de celebración del Día Nacional de las Lenguas de Signos, que ha tenido lugar esta mañana en la Sala de la Autonomía de la Cámara regional, y ha mostrado el apoyo de la del Parlamento extremeño “al movimiento asociativo” que defiende “el derecho de las personas sordas y sordociegas a utilizarlas y a aprenderlas”.

Asimismo, José Andrés Mendo ha afirmado que esta conmemoración es “una ocasión para recordar el papel fundamental del las lenguas de signos para el intercambio de conocimientos y para establecer relaciones personales”, así como para reivindicar “medidas para normalizar su uso más allá de los ámbitos domésticos, educativos y sociosanitarios”.

En ese sentido, ha resaltado la importancia de estas medidas para que las personas ciegas y sordociegas puedan “ejercer sus derechos como ciudadanos” y ha recordado que la Asamblea de Extremadura siempre ha apoyado y fomentado el uso de este lenguaje con la presencia de intérpretes en la mayoría de los eventos que organiza.

En el acto han intervenido además el presidente de la Federación Extremeña de Asociaciones de Personas Sordas (FEXAS), José Manuel Cercas, y la directora gerente de FEXAS, Leticia Hernández, quien ha dado lectura a la declaración institucional refrendada por los grupos parlamentarios con motivo del Día Nacional de las Lenguas de Signos.

Declaración Institucional

Con motivo del Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas la Asamblea de Extremadura queremos poner de relieve el valor de estas lenguas en el ejercicio de los derechos, deberes y libertades de las personas sordas y sordociegas, como garantes de su participación igualitaria en la vida democrática.

Las lenguas de signos son el resultado del proceso de mutua interacción entre biología y cultura en el ser humano y constituyen un gran exponente de su capacidad creativa y de adaptación. Como lenguas naturales dan respuesta a la necesidad de comunicarse e interactuar con el entorno, ayudan a estructurar el pensamiento y encarnan la historia, las visiones del mundo y las emociones de sus usuarios y usuarias.

Con su reconocimiento a nivel estatal en la Ley 27/2007, y a nivel regional en el Estatuto de Autonomía, nuestra sociedad y nuestras instituciones se comprometen tanto a promover el aprendizaje y conocimiento de las lenguas de signos españolas como a garantizar su libre uso en todos los ámbitos de la vida.

La Federación Extremeña de Asociaciones de Personas Sordas (FEXAS) apela a todas las instituciones, agentes públicos, sociales y al conjunto de la ciudadanía a actuar de forma comprometida para colocar a las lenguas de signos españolas, en condiciones de igualdad, en todas las esferas de la vida educativa, social, cultural, económica y política de nuestra región. Las lenguas juegan un rol fundamental para la convivencia y el respeto de nuestras comunidades, por ello debemos articular medidas que garanticen la protección de las lenguas de signos españolas.

La Asamblea de Extremadura estará siempre al lado de quienes también defienden la igualdad, la justicia social, la inclusión y la diversidad, y en este sentido reconoce la labor del movimiento asociativo de la CNSE, Confederación Estatal de Personas Sordas, que ha contribuido decisivamente a que estas lenguas alcancen un estatus legal y social pero sobre todo por haber mantenido vivo un legado que forma parte del patrimonio común de toda la ciudadanía.