La Academia y Galería de Arte ‘La Espiral’ acoge hasta el 12 de julio una exposición de la artista Manoli Matos, natural de Oliva de la Frontera y afincada en Jerez de los Caballeros. La muestra titulada ‘El Tenguerengue de las Musas’, ‘reúne dibujos que estudian y cuestionan lo visible, otros que muestran y comunican ideas y otros que se hacen de memoria. Cada tipo habla en un tiempo verbal distinto y en donde la imaginación interviene a diferentes niveles’, se destaca desde La Espiral.

En esta exposición, Manoli Matos, quien se inició en el mundo de la pintura de la mano de la pintora Ana Gil, en su localidad natal y actualmente compagina su labor creativa como artista vocacional con los estudios de Historia del Arte, refleja su pasión por el dibujo, el cómic y la ilustración y muestra el fruto del trabajo que ha venido desarrollando en estos últimos años en este ámbito. ‘En ‘El Tenguerengue de las Musas’ nos encontramos con una exposición más centrada en el terreno de la expresión gráfica con una gran serie de dibujos e ilustraciones que, de manera coherente, nos hablan de su mundo personal centrado en la fantasía y el imaginario visto desde un punto de vista unas veces más cotidiano, otras más irónico y otras centrándose más en un universo más onírico’, señala Natalia González, al frente de ‘La Espiral’.

Desde este Academia y Galería se destaca la dulzura y la delicadeza de las ilustraciones de Manoli Matos, a la vez que su ‘fuerza poética fascinante’. ‘La estética de su obra tanto sea con una gama de color más amplia como más moderada, va por el lado de la melancolía, a veces un poco irónica, otras más oscura, pero suavizada con la delicadeza de sus finos trazos’, se añade.

En los rostros que muestra en esta exposición se cuentan ‘historias, mitologías, leyendas, cuentos de hadas, metamorfosis….’. También está presente la inspiración en distintas culturas y la naturaleza, junto a su interés por el lenguaje del color y la experimentación técnica, ‘mostrando una clara preocupación por los recursos técnicos y los elementos simbólicos, esto le permite que su obra y su proyecto artístico esté en constante evolución’, se destaca desde ‘La Espiral’.