Actualización

UPA-UCE: “Demostraremos nuestra inocencia” (5/11/16) 23:59

La jueza de Mérida Ana Belén Fernández Arroyo ha decidido que los dos responsables de UPA-UCE Extremadura que permanecían detenidos ingresarán en prisión. Tras la puesta en libertad en la madrugada de hoy de cuatro de los detenidos, los últimos dos compañeros en declarar ante la jueza no serán finalmente liberados. “Demostraremos nuestra inocencia y limpiaremos la imagen de la organización”, han afirmado sus compañeros.

La jueza ha decretado que los dos representantes de UPA-UCE Extremadura que fueron detenidos el miércoles y que aún permanecían detenidos, Ignacio Huertas y Maximiano Alcón, tras la liberación hoy de cuatro de los compañeros que fueron detenidos inicialmente, ingresarán en prisión.

La organización ha calificado la medida como “tremendamente injusta e ilógica” y ha asegurado que “la decisión ya estaba tomada antes de celebrarse la vista”. De hecho, los medios de comunicación informaron de la noticia a las 20:45 de esta tarde, horas antes de que los propios interesados y sus abogados conocieran la pena de prisión e incluso antes de celebrarse la vista.

UPA-UCE ha exigido la “liberación inmediata” de sus dos responsables y ha pedido a la jueza que reflexione sobre la “lógica y la conveniencia” de una medida que han tildado de “desproporcionada”.

La organización ha asegurado que han sido víctimas de una falsa denuncia que ha hecho incurrir en un “grave error” a la Guardia Civil. Las formas en que se ha desarrollado la operación han sido, en su opinión, “vergonzosas y humillantes”. Creen que el Instituto Armado debería haber tenido en cuenta el prestigio de unas personas que son “conocidas, queridas y respetadas” en la historia del sindicalismo agrario de la región.

“El sentimiento es de injusticia y de desmesura”, han reconocido. “No creemos que haya ningún delito en la gestión de las ayudas al asesoramiento a explotaciones, ya que las subvenciones se recibieron en tiempo y forma y los trabajos se hicieron y se presentaron ante la Junta de Extremadura”.

UPA-UCE ha explicado que “ya están analizando todo lo ocurrido y preparando nuestra defensa. El apoyo que hemos recibido ha sido muy fuerte, y eso prueba que somos una organización querida y respetada por la sociedad. Demostraremos que somos inocentes”, han concluido.

Libertad para 4 de los detenidos (5/11/16) 9:15

A las 3:30 de la madrugada, la jueza ha puesto en libertad con cargos a 4 de los compañeros de UPA detenidos en el marco de la investigación que se está desarrollando.

El secretario de Administración, Maximiliano Alcón y el secretario general, Ignacio Huertas, han sido trasladados a las 4:30 de nuevo a la comandancia de la Guardia Civil en Cáceres.

UPA vuelve a exigir su puesta en libertad de forma inmediata y el fin del ensañamiento judicial y policial hacia los compañeros.

Descargar vídeo de la liberación de esta madrugada

UPA-UCE niega las acusaciones de la Guardia Civil y asegura que “no hay caso” (3/11/16)

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Extremadura ha manifestado “tranquilidad y confianza” tras conocer los detalles de la operación puesta en marcha por la Guardia Civil. Fuentes de la organización han asegurado que “no hay caso, ya que no se ha cometido ningún delito”.

UPA ha negado que exista un entramado financiero ilegal para financiarse en base a las ayudas al asesoramiento agrario provenientes de la Unión Europea. Esas ayudas llegaban de Bruselas directamente a los agricultores, los cuales pagaban a la organización por los servicios y trabajos desarrollados para la redacción de los informes del asesoramiento, que realizaban los técnicos que trabajan para la organización.

UPA-UCE ha asegurado que “no se ha producido ningún engaño a ningún afiliado”, ya que eran ellos, a título personal, los que recibían la subvención en sus cuentas bancarias y luego se transfería “con todos los justificantes” a la organización por los servicios prestados. Servicios que efectivamente fueron realizados en su totalidad y cuyos expedientes están entregados en la propia Consejería de Agricultura.

En los años a los que se refiere la investigación (2013-2015) UPA-UCE estableció un mecanismo para que los agricultores no tuvieran que adelantar el dinero de los informes de asesoramiento, informes que a su vez eran necesarios para cumplir con todos los requisitos de la Política Agraria Común. Por ello los productores recibían una transferencia con el importe de la subvención que después devolvían a la organización una vez recibían la ayuda y se realizaba el asesoramiento.

UPA ha rechazado las formas en las que el Instituto Armado ha desarrollado la operación y ha pedido la liberación inmediata de las personas que siguen detenidas. Asimismo, ha mostrado confianza en la Justicia y en que “pronto se aclarará todo”. Han asegurado también que “no descartan nada para limpiar el buen nombre de una organización que trabaja desde hace más de 30 años defendiendo, ayudando y prestando servicios a agricultores y ganaderos de toda España”.

UPA-UCE lamenta el trato policial y cuestiona las graves acusaciones (2/11/15)

La organización UPA-UCE Extremadura ha calificado de “indignante y desproporcionada” la actuación policial puesta en marcha por la unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil.

UPA-UCE ha asegurado que espera que “todo quede en nada” y se archive la causa pero que, de momento, el daño a la imagen de la organización está siendo “muy importante”. “Actuaremos en consecuencia para que el buen nombre de la organización”, que trabaja desde hace más de treinta años ayudando y representando a agricultores y ganaderos de toda España,” quede limpio de todo daño”.

“No entendemos por qué han detenido a los compañeros y compañeras”, afirman, “pero el hecho de que les hayan detenido en sus domicilios, en presencia de sus familiares e incluso de sus hijos, y todo ello retransmitido por los medios de comunicación, es demencial”, han lamentado.

“Nuestra colaboración con la justicia es total y trabajaremos de forma activa para aclarar todo este embrollo”, han declarado. Por ello, “no tiene sentido –explican- que hayan mantenido esposados durante horas a los responsables de UPA”, mientras la Guardia Civil realizaba los registros.

UPA ha pedido al juez que libere a los siete detenidos, ya que “no tiene ningún sentido que hagan pasar la noche en el calabozo a personas con una reputación intachable a lo largo de años de trabajo”.

Los registros se han producido en cuatro sedes de las 38 que tiene la organización en toda la comunidad de Extremadura.