El presidente de la Diputación, Miguel Ángel Gallardo, se trasladó hoy a Castuera para conocer el resultado de las actuaciones llevadas a cabo por la institución provincial en la ronda de la localidad.

Las obras han consistido, fundamentalmente, en un refuerzo de firme  sobre un tramo de 2,1 kilómetros que une las glorietas de la EX-104 y la EX-103. En la actualidad, este tramo se encuentra integrado dentro de la población como una circunvalación.

El presupuesto de la obra ha ascendido a 150.000 euros y el plazo de ejecución de dos meses. Con esta actuación los usuarios han ganado en seguridad y comodidad al haberse eliminado las deformaciones y socavones que presentaba el pavimento.20161111135525_f4

Previamente, el presiente de la Diputación, acompañado por los diputados Fomento, Saturnino Alcázar, y Desarrollo Local, José Ángel Benítez, mantuvo un encuentro en el Ayuntamiento con el alcalde Francisco Martos y miembros de la corporación local. Gallardo firmó en el libro de honor  con un texto en el que destacó que “lo mejor de nuestros pueblos es su capital humano y Castuera es un ejemplo de sus gentes para lograr un futuro mejor”. Añadió que desde la Diputación “seguiremos inyectando sangre para que lata el corazón de nuestros pueblos”.

Francisco Martos recordó su primera visita a la Diputación de Badajoz y su reunión con el presidente Gallardo a quien agradeció la rapidez con la que contestó a su demanda de reforma de la carretera de circunvalación.

Ambos mandatarios hablaron de experiencias municipales y Martos destacó la creación de una Concejalía de Diálogo Ciudadano. A través de ella, todos los lunes se reúnen con distintos grupos de vecinos para que expongan sus necesidades y reclamar del consistorio soluciones a sus problemas. En este sentido, el alcalde afirmó que mucho de los fondos de los Planes Dinamiza van destinados a atender estas reclamaciones ciudadanas y también de destinan a empleo y equipamiento.