Con motivo de la Semana Cultural el IESO Valdemedel de Ribera del Fresno ha programado diversos talleres y visitas para conmemorar estos actos, para ello durante el día de hoy antiguos alumnos del Colegio Público Meléndez Valdés, que actualmente estudian 1º y 4º en el IESO Valdemedel, han visitado la exposición permanente de poesías ‘Meléndez Valdés’ apoyados por los códigos QR que dan acceso a páginas de interés sobre el poeta ilustrado, participando además, en la lectura de los fragmentos serigrafiados de las placas cerámicas que componen la exposición. De este modo se han mostrado muy interesados por conocer datos sobre la vida y obra de nuestro paisano más ilustre, Juan Meléndez Valdés, en el bicentenario de su fallecimiento (1817-2017), así lo manifestaba la maestra Luisa Gallardo, “nos ha encantado su visita”.

También hoy miércoles 5 de abril los alumnos de 2º A y 2ºB comenzaron con talleres de Apadrina y Goma Eva respectivamente, además los de 3º A yB lo hicieron con talleres de poesía y papiroflexia. Por su parte los de 1º A y B disfrutaron de los exitosos talleres de abuelos desde las 9:45 horas, donde no faltaron risas, numerosas interrupciones y mucha curiosidad que sólo los mayores pudieron desvelarles transmitiéndoles que la felicidad no la da lo material, “en la época aquella éramos muy feliz, teníamos dos o tres pelotas para jugar, la soga para la comba…, porque era lo que había, no había otra cosa, no había nevera, butano, lavadora, había panera y había que ir al río” apuntaba María Báez. Y lo confirmaba Mariana Aguilar a sus 87 años, “llegábamos a casa y lo primero que se decía era, ‘¿cuándo comemos?’, nada de ‘¿qué hay para comer?’, no teníamos otra cosa, nada más que garbanzos”. Juan Pizarro pronto cumplirá los 78, “hoy teneis de todo y no lo estáis apreciando, nosotros entonces nada más que teníamos hambre, por aquella época en Ribera sólo había cuatro señores que tenían coches en todo el pueblo y los practicantes una moto cada uno”.  Francisca Báez por su parte a sus 76 añade, “como tampoco teníamos agua en casa, el pozo que había era el de las vecinas o el de la ‘Bomba’, eran los que nos suministraban, íbamos con cubas de chapa que pesaban ‘un montón’ y una alegría, entonces contabamos con unos 10 ó 12 años”. Santos Risco desde la vida pastorial trasladaría a los niños al campo con sus narraciones, “vivir en un chozo era penoso, alumbrados por un candil, pero no había más remedio, ya saliera lloviendo o tuviéras un día malo, había que estar allí”.  Francisco González también pastor comentaba como había que ingeniárselas muchas veces para que el ganado saliera adelante, “un día llegó el jefe, que había estado estudiando fuera y me dijo, ‘ese borrego tiene ocho patas, ¿lo has visto?’, rápidamente le contesté, ‘si es que la pellica es de otro que se ha muerto’, y las ovejas se guían por el olfato, no quería otra que no fuera su cría y su cría se ha muerto, y así había que andar hasta que lo quería, hasta que la madre crea que es su cría”. Juan García García, guarnicionero iba más allá, “en aquella época estabamos todo el día arando con una yunta de mula y los médicos te mandaban reposo, y hoy te mandan andar, todo al revés que antes” bromeaba.

Acto seguido un video y ruta literaria haría las delicias de estos jóvenes que se adentraron en la figura de su paisano más ilustre. Los de 4ºA y B disfrutaron también de la vida y obra de Meléndez y sus compañeros del FPB1 y 2 darían un taller de dulces típicos. A continuación tras el recreo les esperaban talleres de reciclaje, de laboratorio, Yoga en el gimnasio y webquest junto a una visita al Centro Ocupacional de la Providencia del Instituto Secular Hogar de Nazaret.

Para mañana jueves día 6 todo el centro tendrá diferentes visitas a las Minas de las Jayonas, Regina y Llerena desde las 8:15 horas, así conocerán la Capilla Sixtina de Extremadura con un regreso después de las 17 horas. Por último pondrá fin a esta semana cultural el viernes con los alumnos explicando en las propias clases en qué consistirá el día, les seguirá un desayuno a todo el centro con exposición del comercio justo y una charla tras el descanso a cargo de Protección Civil y coloquio.

Juan Francisco Llano