Con motivo del Día lnternacional del Pueblo Gitano que se celebra cada año el día 8 de abril, la Asamblea de Extremadura quiere sumarse a esta celebración que recuerda el Primer Congreso lnternacional Gitano celebrado ese mismo día en 1971 en Londres, en el que se instituyeron la bandera y el himno gitanos (el gelem-gelem).

Cada vez más, las Instituciones y el resto de la sociedad, debemos sumarnos a cualquier acto, declaración o gesto que ponga en valor al pueblo gitano como parte importante de nuestra ciudadanía, recordando su historia, valorando sus aportaciones y exigiendo la garantía del derecho a la igualdad.

Es una fecha para el reconocimiento, pero también para el recuerdo de una historia, la del pueblo gitano, sembrada de peregrinajes, expulsiones, genocidios (el samudaripen, el genocidio nazi que atacó salvajemente a los gitanos) una fecha para recordar tantas y tantas persecuciones a lo largo de su historia.

La población gitana, es uno de los grupos de población que más ha sufrido la desigualdad. Tres de cada cuatro personas gitanas se encuentran en situación de exclusión social; el 54% de ellas en exclusión severa, lo que supone cinco veces más que el resto de la sociedad. El abandono escolar temprano de la juventud gitana se sitúa en un 63,7%, frente al 21,9% en el conjunto de la población en España. El pueblo gitano encuentra mayores dificultades de acceso al empleo y esto, tiene que ver, no sólo con la capacitación, también con la discriminación.

Los poderes públicos somos los responsables y estamos obligados a promover todas las medidas que sean necesarias para reducir la desigualdad que afecta al pueblo gitano; con especial ahínco en la educación, por ser fundamental para la igualdad de oportunidades de las futuras generaciones.

Constituye también una responsabilidad de todos, avanzar en el camino para erradicar cualquier forma de discriminación, xenofobia o racismo; impulsar aquellas medidas que mejoren sus condiciones de vida y proteger y fomentar su identidad y cultura.

Debemos, por tanto, combatir la imagen social negativa y estereotipada de la comunidad gitana, visibilizando su pluralidad y la diversidad existente dentro del pueblo gitano; apelamos para ello, también desde la Asamblea de Extremadura, a la ética profesional de los medios de comunicación y solicitamos la eliminación de programas e imágenes estereotipadas y caricaturescas, que contribuyen a reforzar el rechazo conjunto de la sociedad y que no corresponden en absoluto con la realidad de la mayoría de las familias gitanas.

En definitiva, no podemos construir una sociedad igualitaria, justa, democrática, moral y plausible sin contar con los miles de ciudadanos gitanos y gitanas que viven en Extremadura.

El 8 de abril, Día lnternacional del Pueblo Gitano, es una buena ocasión para visibilizar a la comunidad gitana y exigir su plena ciudadanía.

Desde la Asamblea de Extremadura nos sumamos a la celebración de este día junto a nuestros conciudadanos gitanos y gitanas, mostrando nuestro respeto y demostrando nuestra hermandad.