Representantes de la organización ganadera UPA se han reunido hoy con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para conocer el Plan de Actuación de Tuberculosis sobre especies cinegéticas (Patubes).

El plan aborda un problema que según la organización es “grave y urgente”, pues persigue garantizar la sanidad animal de la fauna silvestre por temas de biodiversidad y por su relación con la ganadería extensiva en amplias zonas del territorio español.

“Por primera se presenta un plan que recoge actuaciones concretas encaminadas a evitar la transmisión de la enfermedad a través de la fauna silvestre”, ha indicado el secretario de Ganadería de UPA, Román Santalla. La relación estrecha entre la fauna silvestre y la ganadería extensiva es una realidad en muchas zonas y ello influye de manera importante en la incidencia de la enfermedad, por lo que es “urgente y necesario” trabajar en ese sentido.

UPA ha advertido de la necesidad de una intensa coordinación entre Administraciones para que el Patubes funcione. Es prioritario que las autoridades de agricultura, medio natural y caza sean sensibles a la necesidad de trabajar en la sanidad de las especies cinegéticas susceptibles, porque ello redundará en beneficio de todos, garantizando la sanidad de las especies ganaderas y de caza y la biodiversidad de las especies en el medio natural.

Para lograr estos objetivos es imprescindible monitorizar la situación real de las especies silvestres, conocer su situación sanitaria y aplicar las medidas que el plan establece para cada situación específica.

UPA se ha mostrado dispuesta a trabajar con todas las Administraciones para el buen desarrollo del plan y ha anunciado que participará activamente en informar y formar a los ganaderos respecto de las medidas que tengan que realizar, como el establecimiento de medidas de bioseguridad en sus explotaciones. Así mismo, trabajará activamente en el desarrollo de la legislación y de las actuaciones precisas para la ejecución correcta y rigurosa del plan presentado.

EL MAPAMA ESCUCHA LA REIVINDICACIÓN DE UPA-UCE Y PRESENTA EL PLAN DE ACTUACIÓN SOBRE TUBERCULOSIS EN ESPECIES SILVESTRES

Esta mañana UPA-UCE Extremadura ha estado presente en la reunión con la Subdirectora General de Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad, Beatriz Muñoz, en la que se ha presentado el Plan de Actuación sobre Tuberculosis en Especies Salvajes: “Llevamos años reivindicando medidas específicas para establecer un control poblacional y sanitario de la fauna salvaje”, explica Antonio Prieto, responsable de Ganadería de UPA-UCE Extremadura, que ha estado presente en la reunión de esta mañana.

Prieto recalca la importancia de monitorizar a nivel nacional el estado de la cabaña silvestre: “Ahora mismo, no tenemos ni idea de los censos de animales salvajes en las distintas Comunidades Autónomas, ni en qué estado se encuentran. Era preciso que esto se solucionara, pues son el principal vector de contagio”, incide. En este sentido, Prieto recalca la importancia de que se establezca un plan a nivel nacional: “De poco nos sirve esforzarnos por controlar la tuberculosis en Extremadura si Castilla y León, Castilla La Mancha o Andalucía no hacen nada por atajar esta enfermedad”.

Asimismo, PATUBES sienta las bases para desarrollar una legislación a nivel nacional “con las mismas reglas de juego” para todos los territorios. Como ejemplo Prieto cita que el MAPAMA ya está preparando dos Reales Decretos en este sentido: el primero con normas para el control de los SANDACH a nivel nacional (regulación que ya está aplicándose en Extremadura) y un segundo RD que se publicará en los próximos meses sobre gestión sanitaria cinegética, para evaluar estado sanitario de la cabaña salvaje del país.

UPA-UCE Extremadura se muestra satisfecha ante los compromisos acordados, pero recuerda que “queda mucho trabajo por hacer” para acabar con la tuberculosis: “Nos gustaría ver mayores avances, pero hay que seguir trabajando hasta que consigamos erradicar este problema”, señala el secretario de ganadería de UPA-UCE, que recuerda que está pendiente la revisión de los baremos de indemnización, la flexibilización de los terneros menores de 12 meses en todo el territorio nacional, la financiación específica para las explotaciones afectadas y un mayor apoyo a la investigación para encontrar una vacuna o una cura para la tuberculosis.

Por último, Antonio Prieto pide contundencia y agilidad en la aplicación de las medidas acordadas: “Vamos tarde, los ganaderos no pueden esperar un día más a que este Plan se ponga en marcha”, concluye.