De aprobarse el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2017, presentado por el Gobierno, seguirá creciendo la brecha urbano-rural, el abandono, el envejecimiento y la desigualdad en el campo. Así de contundente se ha mostrado UPA tras analizar exhaustivamente el proyecto conocido esta semana.

A pesar de anunciar el Gobierno a bombo y platillo estos presupuestos como los del “fin de los recortes”, el presupuesto global para el Ministerio de Agricultura vuelve a caer, en concreto un 8,1%. Las inversiones generales del departamento que dirige Isabel García Tejerina -destinadas fundamentalmente a infraestructuras hidráulicas- se recortan también un 7,8%.

El presupuesto para la agricultura y la ganadería abandona, según UPA, el fomento de la innovación tecnológica, congela las partidas destinadas a sanidad animal y vegetal y a seguros agrarios y “directamente hunde” las partidas más relacionadas con el medio ambiente y el cambio climático.

UPA ha pedido al Gobierno que cambie el proyecto de PGE 2017 y ha hecho a su vez un llamamiento a las fuerzas políticas, para que no apoyen “bajo ningún concepto” un proyecto de presupuestos que sigue ahondando unos recortes que rondan ya el 30% desde 2010.

Principales claves del recorte del presupuesto 2017 para el Ministerio de Agricultura
Recorte (respecto a 2016)

Partida

-45,64% Actuaciones prevención contaminación y cambio climático
-19% Gestión de recursos hídricos para el regadío
-13% Inversiones en desarrollo del medio rural
-12,80% Protección y mejora del medio natural
-11,99% Calidad de las aguas
-11% Protección y mejora del medio ambiente
0%* Seguros agrarios (*La partida destinada a los seguros agrarios se mantiene igual, 211,26 millones de euros. Sin embargo, hay que recordar que en el pasado ejercicio la ejecución del presupuesto ascendió a 267,45 millones, lo que supuso un encarecimiento de las pólizas por la alta contratación de seguros, que según líneas y módulos redujo la ayuda entre un 17 y un 30%).