Villanueva de la Serena volvió a convertirse, durante el fin de semana, en capital extremeña de la cerveza artesana, con la celebración de la segunda edición de Cervegarte. Un evento que tuvo lugar en el pabellón multiusos Juan Hidalgo, donde se dieron cita quince empresas cerveceras de Galicia, Segovia, Guadalajara, Madrid, Toledo, Sevilla y Extremadura, y se habilitaron cincuenta grifos con cervezas distintas.

Esta feria de la cerveza artesana, nació el año pasado, fruto dijo el alcalde, Miguel Ángel Gallardo,  de la escucha activa del gobierno a la propuesta José Severiano Fernández, de Sevebrau, a quien quiso agradecer no sólo que pensara en Villanueva de la Serena para la celebración de este evento, que pretende convertirse en una referencia en la zona centro y sur de España, sino también por acompañarles y ayudarles a adentrarse en un mundo como el de la cerveza artesana, que tiene sus propios códigos internos.

En solo dos años, Cervegarte se ha abierto un hueco en el mapa cervecero nacional, lo que demuestra que se está trabajando en la dirección correcta, además este año se ha aumentado en calidad con la presencia de las food trucks y algo tan nuestro, como la tortilla de patatas, en un año destacó el alcalde, que este manjar villanovense ha cobrado protagonismo en los medios de comunicación.

La feria,  que atrajo un mayor número de visitantes que en la edición anterior,  se ha convertido en un evento cultural en torno a la cerveza artesana, donde no faltaron conferencias especializadas, conciertos y catas de cerveza, a cargo de Carlos Vivas.