La narradora oral, escritora y cuentoterapeuta extremeña Mariola del Pozo impartió, el miércoles 10 de Mayo, el taller denominado “La Cuna la Mecen Los Cuentos”, para miembros del Club de Lectura “José María Padín”, en la biblioteca pública de Fuente del Maestre (Badajoz). Previamente, por la mañana, realizó una sesión de cuentacuentos para 50 alumnos de primaria de la localidad.

Mariola del Pozo, en el taller citado,  explicó que “los cuentos nacen del subconsciente colectivo, y que por ello están llenos de símbolos que hay que sentir, entender desde el instinto y la emoción, no desde el intelecto”. Y explicaba así la causa que, a su juicio, es por la que los cuentos tradicionales se han denostado en los últimos tiempos: “ El problema es que se han querido racionalizar y eso lleva a una interpretación errónea del profundo sentido de los mismos. Algo en lo que ha tenido mucho que ver la factoría Disney,  que tanto daño ha hecho al cuento tradicional, fuente de aprendizaje de gestión de las emociones que nos van acompañando a lo largo de la vida.”. “Así, desde la perspectiva mágica y simbólica que tiene un cuento, no es machista el que una niña quiera ser princesa y espere a tener su príncipe azul. Porque la princesa, en los cuentos, significa llegar a ser tu mejor versión ; así como el príncipe representa el lado masculino que todos y todas tenemos. O cuando se interpreta como cruel el cuento de Hansel y Gretel, cuando esos padres dejan solos a sus hijos en un bosque. Aquí, el bosque representa la vida y la necesaria búsqueda de autonomía, con los peligros que conlleva, como esa casa de chocolate que encierra a la bruja de las adicciones”.

Para Mariola del Pozo , los cuentos son necesarios para el desarrollo emocional sano de las personas, sin cercenarlos ni dulcificarlos, sin racionalizarlos:”Otro ejemplo de adulteración del cuento tradicional es el del niño que derrota al monstruo o al que se le dice que los monstruos no existen. Los monstruos son necesarios porque son los miedos que nos acompañan en la vida, y los cuentos nos enseñan a convivir con ellos, sin que nos dominen”.

También explicó que hay cuentos para todas las edades, para los bebés, que ya perciben emociones en la cadencia musical de las nanas contadas por sus madres y abuelos: “La musicalidad es un poderoso recurso narrativo, como la entonación de la voz, o la gestualidad. Cada edad requiere potenciar alguno de estos recursos”.

El taller está organizado por la Diputación de Badajoz y Librerías Troa.