Rescatar la figura de Felipe Trigo como novelista social

“El año pasado cerramos nuestra participación en la Feria del Libro de Badajoz rindiendo homenaje al insigne escritor de Villanueva de la Serena, Felipe Trigo, con motivo de cumplirse en 2016 el primer centenario de su muerte. Y lo hicimos de la mejor manera que se puede homenajear a un escritor, que no es otra forma que leyendo su obra”.

Así comenzó Elisa Moriano, directora del Área de Cultura, su intervención ayer por la tarde en la presentación del primer volumen de “El héroe de nuestro tiempo” en la Feria del Libro de Badajoz, dedicado a la recopilación de las obras de Trigo. Este primer tomo recoge las novelas “En camisa rosa”, “En la carrera” y “El médico rural” y ha sido editado en la colección Biblioteca Felipe Trigo del Departamento de Publicaciones de la Diputación pacense.

Recordó Moriano que “en aquella ocasión, alumnos Erasmus que cursan estudios en Badajoz nos dieron la oportunidad de dotar de una dimensión internacional e intercultural a Felipe Trigo leyendo fragmentos de su obra En la carrera en seis idiomas”. Además del castellano, se leyó en portugués, inglés, francés, alemán y rumano.

La selección, edición, introducción y notas de este primer volumen ha sido realizada por el profesor Luis Sáez Delgado, gran conocedor de la literatura extremeña, de la obra de Felipe Trigo y autor de numerosos ensayos como “Animales melancólicos”, “La invención literaria de la identidad” y, junto al profesor Miguel Ángel Lama, responsables de “Literatura en Extremadura, siglo XX. Antología de textos”.

Para presentar “El héroe de nuestro tiempo” se invitó a Manuel Simón Viola Morato, doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Extremadura y autor del libro que se presentó a continuación de este: “Periferias: Letras del Oeste”, una obra que compendia una veintena de ensayos sobre algo más de un siglo de literatura extremeña, también editado por la institución provincial. Viola destacó el trabajo de Sáez en la edición de esta primera entrega de la Biblioteca Felipe Trigo, recordando que en él confluyen su dedicación como docente, gestor cultural y filólogo.

La directora de Cultura no quiso dejar de reivindicar “la personalidad y el legado literario del autor de Jarrapellejos, cuya obra pasó de gozar de una gran popularidad durante las tres primeras décadas del siglo XX a la sombra que oscurece la Cultura y la Libertad tras la Guerra Civil”.

Con los actos conmemorativos por el centenario y con la edición de la obra de Trigo, la Diputación de Badajoz pretende rescatar la figura del escritor como novelista social. Etiquetado como feminista, comprometido, utopista y libertino, cada época ha descubierto e interpretado a su propio Felipe Trigo, que son todos y cada uno, “un autor que vivió entre dos siglos, en una época de transición y desconcierto, de innovación y de cambio”, concluyó Elisa Moriano.

En este aspecto, Luis Sáez redundó en que Trigo escribió sobre “su desconcierto reflejado en la sociedad de su tiempo”, una época similar a la nuestra “con demasiadas novedades” y cambios.

La Biblioteca Felipe Trigo, adelantó Sáez, se completará con tres volúmenes más editados también por la Diputación y donde se recopilarán  novelas, viajes, ensayos y cuentos.

La Diputación presenta en la XXXVI Feria del libro de Badajoz la obra “Periferias: Letras del Oeste”

La directora del Área de Cultura, Elisa Moriano, ha asistido a la presentación del libro “Periferias: Letras del Oeste”, volumen en el que Manuel Simón Viola Morato recopila veinte ensayos sobre literatura extremeña del siglo XX y que ha sido editado por el Departamento de Publicaciones de la Diputación de Badajoz.

En su libro, Manuel Simón Viola, doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Extremadura, conjuga con acierto, ensayos centrados en un autor o en una obra determinada, con otros en los que se aborda el pulso de un género en un período concreto, realizando además sabrosas aportaciones sobre Reyes Huertas, Manuel Monterrey, Felipe Trigo o López Prudencio.

A través de los veinte ensayos reunidos en este volumen, el lector recorre un camino que abarca poco más de un siglo de literatura extremeña o relacionada con Extremadura.

Elisa Moriano manifestó en la presentación de la obra  “estar totalmente convencida de que “Periferias: Letras del Oeste”, se va a convertir en un referente imprescindible para el conocimiento de la Literatura extremeña del siglo XX.”

Por su parte, Manuel Simón Viola mostró su agradecimiento al Departamento de Publicaciones que desde el primer momento apostó por su obra que compendia mas de una década de trabajo que ha estado disperso en revistas y publicaciones en distintos países o como introducciones o prólogos a ediciones ya agotadas.

Manuel Simón Viola señaló que el título de “Periferias” insiste en la condición de  aledañas de las obras analizadas, “un término que no pretende ser peyorativo, pues con frecuencia las aportaciones más valiosas no proceden del centro sino de los extremos”.

Manuel Simón Viola Morato (La Codosera 1955), es doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Extremadura y desde 1978 imparte clases de enseñanza media en Don Benito. Es autor de obras como “Medio Siglo de Literatura en Extremadura”, “La narración corta en Extremadura, siglos XIX y XX” o “Escarcha y fuego. La vigencia de Miguel Hernández en Extremadura” ,también editadas por el Departamento de Publicaciones de la Diputación de Badajoz .

 El MUBA presenta en la Feria del Libro un estudio dedicado al arte del desnudo de Nicolás Megía

La Feria del Libro de Badajoz ha sido hoy el escenario de la presentación del volumen número 11 de la Colección Rescate dedicado al pintor Nicolás Megía y que lleva por título “Arte y Belleza en el desnudo. Nicolás Megía y su colección de modelos fotográficos en revistas impresas”, de la catedrática de Historia del Arte de la Universidad de Extremadura, María del Mar Lozano.

Según explicó María Teresa Rodríguez, directora del Museo de Bellas Artes, la idea de elaborar este libro surgió a raíz de la exposición que el MUBA dedicó a Nicolás Megía en el año 2011. La muestra recreó también el espacio del estudio del pintor y la colección de revistas y fotografías de desnudos de finales del siglo XIX y principios del XX.

La obra se encargó a la catedrática María del Mar Lozano quien destacó el valor de estas fotografías  “de gran calidad artística” para que pintores y escultores puedan utilizarlas como modelos. Para la autora del libro, éste es pionero como fuente del conocimiento y las fotografías son un conjunto de indudable valor.

La colección de Nicolás Megía consta de fotografías en series y revistas francesas y españolas de finales del siglo XIX y principios del XX.

La diputada de Cultura, Cristina Núñez, encuadró este libro dentro de los actos conmemorativos del centenario de la muerte de Megía y recordó que su calidad como pintor y acuarelista le hicieron merecedor de la primera beca concedida por la Diputación de Badajoz, una ayuda que se  prolongó durante nueve años posibilitando sus estudios en Madrid, Roma y París.

Este mismo acto de hoy en la Feria del Libro de Badajoz ha servido para la presentación del Catálogo de Adquisiciones, Donaciones y Nuevas Localizaciones correspondiente a los años 2015 y 2016. Se trata de 25 piezas que fueron descritas por la directora del MUBA, María Teresa Rodríguez, quien tuvo unas palabras de agradecimiento para los donantes.

El MUBA presenta el la Feria del Libro un estudio dedicado al arte del desnudo de Nicolás Megía

La Feria del Libro de Badajoz ha sido hoy el escenario de la presentación del volumen número 11 de la Colección Rescate dedicado al pintor Nicolás Megía y que lleva por título “Arte y Belleza en el desnudo. Nicolás Megía y su colección de modelos fotográficos en revistas impresas”, de la catedrática de Historia del Arte de la Universidad de Extremadura, María del Mar Lozano.

Según explicó María Teresa Rodríguez, directora del Museo de Bellas Artes, la idea de elaborar este libro surgió a raíz de la exposición que el MUBA dedicó a Nicolás Megía en el año 2011. La muestra recreó también el espacio del estudio del pintor y la colección de revistas y fotografías de desnudos de finales del siglo XIX y principios del XX.

La obra se encargó a la catedrática María del Mar Lozano quien destacó el valor de estas fotografías  “de gran calidad artística” para que pintores y escultores puedan utilizarlas como modelos. Para la autora del libro, éste es pionero como fuente del conocimiento y las fotografías son un conjunto de indudable valor.

La colección de Nicolás Megía consta de fotografías en series y revistas francesas y españolas de finales del siglo XIX y principios del XX.

La diputada de Cultura, Cristina Núñez, encuadró este libro dentro de los actos conmemorativos del centenario de la muerte de Megía y recordó que su calidad como pintor y acuarelista le hicieron merecedor de la primera beca concedida por la Diputación de Badajoz, una ayuda que se  prolongó durante nueve años posibilitando sus estudios en Madrid, Roma y París.

Este mismo acto de hoy en la Feria del Libro de Badajoz ha servido para la presentación del Catálogo de Adquisiciones, Donaciones y Nuevas Localizaciones correspondiente a los años 2015 y 2016. Se trata de 25 piezas que fueron descritas por la directora del MUBA, María Teresa Rodríguez, quien tuvo unas palabras de agradecimiento para los donantes.