La VIII Feria Agroganadera y Multisectorial de Siruela cerró ayer sus puertas con gran afluencia de público. A pesar del calor, casi 6.000 personas han pasado a lo largo de los tres días  por esta feria consolidada en La Siberia extremeña.

La mesa central de la subasta estuvo presidida por el alcalde de Siruela, Regino Barranquero, el encargado general de la finca La Cocosa, que gestiona el Área de Desarrollo Sostenible de Diputación de Badajoz, Miguel Ángel de la Cruz y  el veterinario del colegio de Badajoz, Rafael Vázquez.

Todos los lotes subastados, en total 4, fueron adjudicados con un remate final de  5.140 euros, a lo que hay que sumar el correspondiente IVA.  Del total de las 52 cabezas de merino expuestos, fueron subastadas y adjudicadas 40 corderas merinas de 6 meses, distribuidas en 4 lotes de 10 cabezas. El precio de salida de cada lote fue de 1.200 euros y el ayuntamiento de Siruela aportó 20 euros de subvención por animal.

El ganado selecto de la finca de Diputación de Badajoz tiene certificado de calidad de alta puntuación y calificación con resultados R-1 y muy apreciado por los ganaderos tanto regionales como nacionales, incluso internacionales.

El asado de corderos solidario patrocinado por Diputación de Badajoz, gracias al convenio con Corderex, obtuvo una recaudación de 1.141 euros en beneficio de ACNUR. Además el público asistente al recinto ganadero disfrutó de un fotomatón también patrocinado por el Área de Desarrollo Sostenible de la institución provincial.
Actuaciones musicales, ginkanas, exhibiciones esquila, concursos morfológicos de ganado, y exposición de productos de La Siberia, comarca que pretende convertirse en Reserva Natural de la Biosfera por la UNESCO han sido algunas de las otras actividades de la feria.