Las seis pedanías oliventinas se convertirán en espacios cardiosaludables con la instalación de sendos desfibriladores semiautomáticos (DEA), dentro del proyecto de la Diputación de Badajoz como “Provincia Cardiosaludable”. Con este proyecto la institución provincial busca que todos los municipios, poblados y entidades locales menores, tengan instalados antes de finales de 2017 los desfibriladores que les corresponden, en torno a los 203 aparatos.

Desfibriladores como el que se encuentra instalado en la Ciudad Deportiva de Olivenza permiten una rápida actuación ante un ataque cardiovascular hasta la llegada de los servicios médicos, logrando evitar las consecuencias que la víctima pueda sufrir en los primeros momentos del mismo y llegando incluso a salvar su vida.

La instalación de los desfibriladores en San Benito de la Contienda, San Francisco de Olivenza, San Jorge de Alor, San Rafael de Olivenza, Santo Domingo de Guzmán y Villarreal de Olivenza, irá acompañada por una actividad formativa dirigida a las personas susceptibles de utilizar dicho equipo.

El proyecto en el que se enmarca esta dotación de equipos DEA se ejecutará en dos años con un presupuesto de 225.000 euros, priorizado los municipios en función de su mayor distancia en tiempo de recorrido a un centro con asistencia sanitaria.