Las diputadas socialistas extremeñas Marisol Pérez y Pilar Lucio han registrado iniciativas en materia de Agricultura y Empleo para exigir al Gobierno de España que arbitre medidas de ayuda a los afectados por las tormentas en Extremadura.

El reconocimiento por parte del Gobierno de España de que los afectados tienen necesidades de emergencia o de naturaleza catastrófica como consecuencia de los daños existentes debe llevar aparejada medidas relacionadas con la compensación de daños en las explotaciones tanto para infraestructuras y bienes materiales como de compensación de daños en las producciones dentro del marco legal, así como que la imposibilidad de comercializar algunas producciones no afecte los pagos de Ayudas PAC.

Entre las iniciativas presentadas también se exigen líneas de préstamos, beneficios fiscales y en el ámbito de la Seguridad Social tanto para titulares de explotación como para empresas de servicios agrícolas vinculadas y agroindustria vinculada a los cultivos y actividades dañadas.

Los socialistas extremeños exigen el refuerzo de las ayudas al fomento de contratación de seguros agrarios y que el Gobierno de España escuche a todos los interlocutores que exigen una mejora en el seguro para la cereza, mejoras en las valoraciones de daño, agilizar el pago de indemnizaciones y avanzar en un modelo integral de seguro de renta para las explotaciones.

El PSOE de Extremadura señala que las tormentas ocasionarán un grave perjuicio en el empleo por la pérdida de jornales en el campo, por lo que piden la aplicación de medidas extraordinarias como un Plan de Empleo para la contratación de trabajadores del campo  por cuenta ajena, eliminación de peonadas para el acceso al subsidio y renta agraria, medidas del FOGASA y especialmente una dotación adicional del AEPSA de tres millones de euros para Extremadura.

Las diputadas socialistas consideran que Rajoy no puede seguir tratando mal a Extremadura y han criticado el poco peso político del Partido Popular de Extremadura en Madrid, señalando que sería un escándalo que los diputados del Partido Popular de Extremadura votarán en contra de esta iniciativa en el Congreso vital para el campo extremeño.