La consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García ha señalado que dentro de la estrategia Extremadura 2030 se incluye una de bioeconomía forestal, en la que se pretende aplicar los avances tecnológicos e innovadores de otras áreas para mejorar la competitividad del sector forestal extremeño.

Así lo ha indicado García durante su intervención en la inauguración de la tercera edición de la feria forestal ibérica ‘Iber-Foresta’, donde ha resaltado que ‘’estamos ante un cambio climático con unos efectos adversos, que ya no son una amenaza, sino que ya conviven con nosotros’’.

Por ello, a su juicio, en una comunidad como Extremadura, ‘’estamos obligado a hacer frente a este desafío desde la humildad, desde lo local para que las emisiones de gases de efecto invernadero se frenen, y a ser posible, que disminuyan antes de que podamos llegar a ese punto de no retorno del que hablan los científicos’’.

Begoña García ha destacado que en Extremadura se ha impulsado dicha estrategia de Economía Verde y Circular ‘’que sea la propuesta de nuestra tierra ante uno de los mayores desafíos de nuestro planeta’’.

Por todo ello, y también como medida de protección ante el peligro creciente de incendios, la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio ha modificado la política forestal de la región a través de un conjunto de medidas como el proyecto mosaico en colaboración con la Universidad de Extremadura que pretende diseñar una estrategia de prevención de incendios basada en actividades agrosilvopastorales además de asesoramiento y colaboración en las comarcas de Sierra de Gata y Hurdes, que una vez terminado, a finales de 2019, pueda extrapolarse al resto de comarcas forestales con alto riesgo de incendios.

La consejera ha precisado que también se ha modificado recientemente la Ley de Prevención y Extinción de Incendios Forestales en la región lo que permitirá ejecutar la planificación de los trabajos de prevención en terrenos forestales de propiedad particular, ‘’con carácter oneroso para sus propietarios’’.

Begoña García ha destacado igualmente el avance en materia de aprovechamientos forestales, el impulso de planes periurbanos de prevención de incendios en aquellos municipios con formaciones forestales en el interfaz urbano y se ha ejecutado las medidas forestales recogidas en el Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 invirtiendo el año pasado más de 11,5 millones de euros en el sector forestal.

En este sentido, García ha anunciado que para los próximos años están previstas subvenciones a la Regeneración de la Dehesa y a la implantación de terrenos agroforestales, a los productos agrarios y maquinaria, además de proyectos de obras en montes de utilidad pública, prevención y extinción de incendios en los años 2017 y 2018 por más de 10 millones de euros.

Además, ha subrayado que el actual Gobierno autonómico ‘’sabe que para tener una masa forestal bien cuidada es básico disponer de una buena red de caminos rurales’’ y de ahí que se hayan identificado un total de 16 caminos de evacuación de primera necesidad y ‘’estamos trabajando en ellos’’.