Desde que el tema del dúo Buzalén ‘siempre te voy a esperar’ llegase a nuestras vidas, lo hizo para quedarse, como si de un himno se tratase, toda un canto a la esperanza, Antonio Calero y Javier Gómez lo interpretan en cada una de las localidades por las que vienen recorriendo desde principios de enero, que saliese a la luz, este trabajo discográfico con la ilusión del regreso a casa de su vecina y paisana desaparecida Francisca Cadenas Márquez a primeros de mayo. Tema que no pudo faltar a las puertas de la Delegación del Gobierno el pasado 6 de julio tras la manifestación de 500 personas en Badajoz para exigir que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se ponga al frente del caso.

Así lo reconocen ellos, quienes confiesan, “hoy nuestra canción es prácticamente una oración a la que todo el pueblo de Hornachos se une… “siempre te voy a esperar”, solidarizándonos con la impotencia que siente esta familia destrozada que ve pasar con angustia los días sin recibir noticia alguna;¿de dónde se sacan fuerzas para seguir luchando, para seguir buscando, para seguir aguantando?”.

Tan lejos ha llegado este himno que José Miguel Ortiz Guzmán, profesor de dibujo del IES de Llerena y afincado en Llerena desde hace cinco años, quiso hacerlo suyo plasmandolo en el corto que ha realizado, bautizado como ‘Cuchillos’. Y es que este sevillano de nacimiento y gaditano de ascendencia, vive y ejerce como docente en Extremadura desde el año 1994, conoce ya muy bien los azotes de esta tierra, sus virtudes y quebrantos, puesto que ha recorrido muchos de sus pueblos y centenar de calles, habiendo impartido clases anteriormente en Don Benito, Jerez de los Caballeros, Oliva de la Frontera, Talavera la Real, Cáceres, así como en la facultad de Educación de Badajoz durante cuatro años. Pintor de profesión especializado en la rama de Pintura en la facultad de Bellas Artes, y apasionado por la música en general y por la guitarra en particular hoy se rinde a los brazos de Buzalén tras el encuentro de manera natural e inevitable en las clases con su profesor de guitarra clásica Antonio Javier Calero en la Escuela de Música de Llerena. “He tenido ocasión de verlos actuar en la Centro cultural La Merced”.

Para José Miguel sus proyectos de momento no pasan de seguir desarrollando su labor profesional en el IES de Llerena, “me encuentro a gusto, y seguir formándome en la música en la escuela municipal, pues ahí encuentro un bonito espacio de formación en distintos instrumentos, canto y lenguaje musical”. A lo que habría que sumar, su estudio en guitarra clásica y eléctrica, piano y violín, y canto, en la coral llerenense”.

En cuanto a lo audiovisual reconoce siempre le ha llamado la atención y desde niño ha usado cámaras de fotos en todo momento. “Cuando empecé a trabajar con mis primeros sueldos me compré un equipo de música y una cámara de vídeo. La tecnología en el campo audiovisual ha avanzado mucho facilitando el acceso a la grabación y edición digital. Hace unos años impartí Cultura Audiovisual en bachillerato en el IEs Llerena. Y durante el año también me gusta hacer trabajos en vídeo con los alumnos, trabajos de clase o para presentarlos a concursos. Incluso este año les propuse crear un canal de youtube con vídeos de formación, tutoriales, hechos por ellos, enseñando a hacer algo” apunta.

El salto definitivo lo supone la existencia del certamen de cortos de ‘El Pecado’ de Llerena, así como los certámenes organizados por el instituto de la juventud de Extremadura y por el Espacio de Creación Joven. En todos ellos ha trabajado con jóvenes y le encanta ver cómo se aficionan y se implican en estos tipos de trabajos. En los dos primeros cortos presentados al certamen de ‘El Pecado’ los guiones los elaboraban entre todos aunque fuera el mismo Ortiz quien supervisara el conjunto del trabajo. Éste último trabajo llamado ‘CUCHILLOS’ es algo más personal en el guión. Los protagonistas sí son niños, aunque también hay adultos y mayores, reconoce. Cuchillos es una reflexión sobre el trato que se da a nuestros mayores y sobre los estresantes estilos de vida, así como una ventana a la esperanza y a que el mundo se puede cambiar cuando hacemos cosas buenas.

Y fue aquí donde “a la hora de buscar una música para el corto se me venía a la cabeza una de las canciones de Buzalén, pues acompañaba perfectamente a las imágenes tanto con la letra como con la música. Fue una suerte que Buzalén me permitiera utilizarla pues difícilmente habría encontrado algo mejor para lo que necesitaba. Tiene mucha intensidad emotiva”. El corto se estrena este jueves por la noche en el Certamen de cortos El Pecado de Llerena. Lo van a pasar el primero después del descanso” comenta José Miguel.

Y asume, “después del certamen los subiré a youtube y se podrá ver. Es posible que presente el trabajo a otros certámenes. No sé qué recorrido puede tener este corto, ya se verá con el tiempo. Pero creo que salió bonito y puede ser que sirva de herramienta para transmitir algún tipo de valores”.

Para finalizar este sevillano, agradece la atención prestada al estreno del corto, a la organización del festival el permitir que se proyecte este corto para el público llerenense que para mí ese ya es un buen premio. “Agradecer a todos los usuarios de la Residencia de Mayores de Llerena, así como a los trabajadores y a su director. Y desearle a Buzalén lo mejor para su carrera musical y contento de contribuir de alguna manera a la difusión de una maravillosa canción del dúo”.

Juan Francisco Llano