Los talleres de verano del Museo Arqueológico Provincial de Badajoz han concluido su decimoprimera edición con buena aceptación y participación. En esta temporada, debido a la gran demanda que se produce año tras año de estas actividades estivales, se amplió la habitual oferta del mes de julio también a la primera quincena de agosto, acrecentándola, por tanto, en un cincuenta por ciento para acoger a más participantes.

Alrededor de 160 niños, de edades comprendidas entre los 5 y los 12 años, han pasado las mañanas realizando distintas actividades relacionadas con la Arqueología y el contenido del museo. En esta edición se han realizado visitas introductorias a la pinacoteca; juegos de pistas por el interior del museo y pinturas rupestres, en el que los participantes han realizado pinturas al modo del arte esquemático; en la actividad ‘Escribamos como nuestros antepasados’ han hecho escrituras en jeroglífico, escritura tartésica y otros alfabetos históricos; también han participado en una simulación de una excavación arqueológica y han reconstruido piezas; además han confeccionado una muñeca-mariquita para vestirla con toga, entre otras actividades.

Cada semana ha sido diferente con el fin de llegar al mayor número de personas posible. De igual modo, cada año los talleres realizados varían para ofrecer nuevas experiencias para que quienes participen repetidamente en esta actividad puedan adquirir nuevos conocimientos descubran nuevas prácticas. De esta forma, los organizadores buscan el equilibrio entre nuevos participantes y repetidores.

Para esta actividad estival se ha contado con seis monitores especializados procedentes de la Asociación Scout “San Atón”; además el Museo Arqueológico ha colaborado con la Asociación de Vecinos Nª Sra. de la Asunción y el comedor escolar que gestionan en  verano.