El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha firmado este lunes en Mérida el Protocolo para el Aprovechamiento Sostenible de los Espacios Forestales junto a Extremadura Avante y las empresas del sector forestal Pellex Energía, Macorela y Ecovías.

Este protocolo se enmarca en la Estrategia de Economía Verde y Circular para Extremadura, un documento cuya finalidad es conseguir un modelo de desarrollo sostenible para la comunidad, así como la preservación y mejora de la calidad medioambiental y la biodiversidad de la región.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha recordado que la puesta en marcha de la Estrategia de Economía Verde y Circular para Extremadura tiene dos tiempos. El primero ha consistido en dar los pasos en el ámbito parlamentario, político y social y el segundo en salir a la calle para buscar todas las alianzas posibles para desarrollarla.

Ha explicado que a este protocolo pueden adherirse ahora todas las empresas que lo estimen oportuno, al tiempo que ha manifestado que es clave tener una conciencia clara y colectiva de que la prevención de incendios no solo es algo que cuesta dinero, sino que también puede generar riqueza y empleo.

Fernández Vara ha indicado que la sociedad ha evolucionado y ya no solo cuenta con muchos más medios que hace años, sino que también se ha tomado conciencia de lo que representa la economía circular y el aprovechamiento de los residuos.

OBJETIVOS DEL PROTOCOLO

Más del 70 por ciento de la superficie extremeña es forestal, una superficie que se enfrenta a la amenaza continua de los incendios, cada vez más virulentos.

Entre los objetivos comunes del protocolo están la potenciación del sector forestal, la gestión inteligente del paisaje forestal, la creación de bosques resistentes y resilientes a los incendios, así como la valorización de todos los productos y subproductos forestales y el estudio de costes y viabilidad del suministro eléctrico de los edificios públicos de la Junta de Extremadura para la posible incorporación de la biomasa térmica.

Este documento es un compromiso de la Junta de Extremadura pero también del tejido empresarial de la región, que reafirma así su responsabilidad corporativa social y su apuesta por la innovación y desarrollo de la región.

EVITAR INCENDIOS

El presidente de la Asociación Extremeña de Empresas Forestales y de Medio Ambiente (AEEFOR), Francisco Castañares Morales, ha apuntado que el problema de los incendios no es solo una cuestión de tener medios eficaces para apagarlos y ha detallado que muchos de ellos se producen por el exceso de combustible que hay en el campo.

En este sentido, ha añadido que la naturaleza genera entre 15 y 70 toneladas al año por hectárea en el monte que si no se saca y aprovecha acaba quemándose, por lo que ha asegurado que las empresas trabajarán para reducir este combustible tanto en los montes públicos como en los privados para producir posteriormente energía.

Ha avanzado que se trabaja ya en la ubicación de plantas de pellet en Sierra de Gata, La Siberia y las Hurdes que permitirán sacar 300.000 toneladas anuales de combustible del monte, algo que contribuirá no solo a evitar incendios, sino también a obtener beneficios.

Así, en cinco o seis años se podrán extraer de los montes entre 600.000 y 700.000 toneladas anuales para el aprovechamiento energético y crear unos 1.500 puestos de trabajo directo, indirecto e inducido.

La inversión en las plantas será de unos 30 millones de euros anules y en los montes de entre 16 y 18 millones de euros anuales, según ha explicado.

MESA DE SEGUIMIENTO

Firma también este protocolo Extremadura Avante, que presta sus servicios a las empresas extremeñas para impulsar el desarrollo industrial y empresarial de Extremadura.

A partir de la firma del Protocolo se va a crear una mesa de trabajo que evaluará los procesos resultantes y que tendrá un seguimiento permanente desde la Presidencia de la Junta de Extremadura.