El cáncer, segunda causa de muerte después de las enfermedades vasculares, causó en 2015 3.307 defunciones en Extremadura y 10.887 ingresos en los hospitales de la región. Para combatirlo, el Plan Integral Contra el Cáncer de Extremadura 2017-2021 incidirá en la prevención (hábitos saludables o salud laboral), la rehabilitación de los supervivientes a la enfermedad, la investigación y la detección precoz.

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha presentado esta mañana el Plan, en cuya elaboración han participado más de 50 profesionales, junto a asociaciones científicas y colectivos de pacientes, acompañado por el director gerente del SES, Ceciliano Franco, y el director general de Planificación, Formación y Calidad Sanitaria, Luis Tobajas.

Vergeles ha precisado que el cáncer no es una única enfermedad, sino varias enfermedades, siendo los tumores más frecuentes los de colon, mama, próstata y pulmón. “Hay que decir también que la investigación y los avances en los nuevos tratamientos han mejorado el pronóstico y cada vez más es una enfermedad crónica que una enfermedad potencialmente letal, como hace años”, ha dicho. Así, cada año se diagnostican en Extremadura alrededor de 4.700 casos nuevos de cáncer y la supervivencia es del 53%.

El cáncer tiene un factor de riesgo principal y “no modificable” que es la edad. “Y eso en Extremadura es muy importante pues tenemos una población muy envejecida, casi el 20% son mayores de 65 años”, ha declarado. Sin embargo, hay factores de riesgo modificables que tienen que ver con los hábitos de vida: La alimentación inadecuada, el sedentarismo, la obesidad, el tabaco, el alcohol, el llamado riesgo ocupacional provocado por algunos tipos de trabajo o las radiaciones ultravioleta en el caso del cáncer de piel, según ha detallado.

Según el consejero, las principales actuaciones contra el cáncer son evitar esos factores de riesgo y el diagnóstico precoz, para lo que tenemos herramientas que han demostrado su eficacia.
Así, el cribado del cáncer de mama, que lleva ya 10 años, realizó su 9ª ronda en 2016, dirigido a 67.552 mujeres de entre 50 y 69 años, y en el que participaron el 76% de ellas. En 203 casos se detectó malignidad precozmente.

El cribado de cáncer colorectal comenzó en 2016 en una primera etapa para personas de entre 60 y 64 años, dirigido a 14.943 individuos y una participación del 31%. Se realizaron 4.500 pruebas de sangre oculta en heces, 273 colonoscopias y en 17 casos hubo detección precoz. Al ser el primer año de su vigencia, el consejero ha animado a todos los potenciales receptores del cribado a que “sigan las instrucciones del SES cuando se les envía la carta”.

Respecto al cáncer de cérvix o cuello de útero, Vergeles ha recordado que el SES adquirió 40.000 kits en 2006 para realizar las pruebas del cribado.

En la detección precoz el consejero también ha valorado el “consejo hereditario”. Se hace en el complejo Hospitalario Universitario de Cáceres desde hace 10 años, durante los que ha atendido a 150 familias en riesgo y ofrecido consejo genético sobre cáncer hereditario a más de 1.000 personas.
En la lucha contra el cáncer, el SES seguirá apostando por la investigación, y va a desarrollar un plan estratégico de educación para la salud, incidirá en la salud laboral y los riesgos laborales y elaborará una guía con los síntomas de los principales tipos de cáncer para que los ciudadanos acudan al médico si los presentan.

El Plan incluye, entre otras cosas, el nombramiento de un responsable de la atención a la familia y la coordinación con el resto de profesionales en cada uno de los diagnósticos de los centros hospitalarios; la apertura antes de fin de año de la nueva Unidad de Oncohematología Pediátrica del hospital Infanta Cristina de Badajoz, que será referencia regional; se implantará el pasaporte del superviviente al cáncer infanto-juvenil; se realizará una encuesta de calidad de vida de los pacientes; se seguirán potenciando los cuidados paliativos; y se pondrá en marcha un programa de rehabilitación específica para los supervivientes de cáncer.

El consejero también ha anunciado que va a pedir su comparecencia en la Asamblea de Extremadura para explicar este plan a los grupos parlamentarios.