Ingredientes

  • 3 plátanos
  • 200 ml de leche de coco
  • 2 cucharadas de chía
  • 1 mango
  • 2 limones
  • 1 lima
  • 3 cucharadas de miel o azúcar moreno
  • 4 cucharadas de lemon curd, crema de chocolate, dulce de leche o untable similar
  • 16 hojas de menta (no muy grandes, para que estén tiernas)

Elaboración

1. Congelar los plátanos pelados y troceados. Rallar la piel del limón y la lima y reservarla. Hacer un zumo, mezclarlo con 3/4 de vaso de agua tibia y una cucharada de miel o azúcar de caña hasta que se diluya. Añadir la chía y dejar que se active durante una media hora.

2. Pelar el mango, cortarlo en daditos y reservar. En el vaso de la batidora, poner los plátanos congelados, la leche de coco, la miel o azúcar restante y la ralladura de los cítricos y procesar hasta conseguir una mezcla cremosa.

3. En un vasito o tarro, poner una base de crema helada de plátano, una cucharada de lemon curd –o crema de chocolate, dulce de leche o lo que proceda– y otra colmada de chía (habrá triplicado su tamaño), el mango en trocitos y las hojas de menta picadas. Servir inmediatamente.