La consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García, ha señalado que pedirá explicaciones al Ministerio de Agricultura por el trato discriminatorio que recibe la fruta de hueso extremeña con respecto a las producciones de otras comunidades, como Cataluña.

Así lo ha trasladado tras el encuentro que ha mantenido con la Asociación de Fruticultores de Extremadura (Afruex) en Valdelacalzada. Según ha explicado la titular de Agricultura, la Comisión Europea, a petición del Ministerio, ha ampliado en 19.500 toneladas los cupos de retirada de la fruta de hueso, pero “inexplicablemente” se queda fuera de esta retirada la ciruela, una de las grandes producciones extremeñas.

Para Begoña García, esta diferencia de trato es la gota que colma el vaso para un sector que desde el veto ruso a las importaciones de fruta viene soportando serios problemas estructurales ante la pasividad del Gobierno central. En este sentido, Begoña García ha recordado que la Junta ya ha puesto en marcha las medidas que puede impulsar desde su ámbito de influencia, como ha sido la implantación de un Plan Estratégico de la Fruta, pactado con el sector, que contempla medidas de apoyo en áreas como formación, incentivos industriales, sanidad, comercialización…

Asimismo, según la consejera, se debe trabajar de cara a la próxima campaña en abrir nuevos mercados mediante acuerdos con países terceros, realizar campañas de promoción del consumo de fruta de hueso. También se exigirá al MAPAMA que se lleven a cabo medidas de reestructuración de plantaciones y de control de las producciones, incorporando algunas que no se han aplicado como la cosecha en verde o la no cosecha.

La Junta de Extremadura cree que el Ministerio de Agricultura debe convocar a los fruticultores, a todo el sector y elaborar un plan nacional estratégico de la fruta que apoye, de confianza y seguridad a un sector clave en la economía agraria de este país.