“La clave de un buen aprendizaje está en las emociones, sólo desde la emoción hay un aprendizaje significativo y perdurable, sólo si se aprende jugando y siendo felices, ésa es la actitud”.

Bajo esta premisa se desarrolla, hasta el  11 de Septiembre en Fuente del Maestre, “la 2ª Escuela de Verano EDUCALUI/ El Arte de Aprender Jugando”. Un taller en el que participan alumnos de distintas edades, y que coordina el psicopedagogo Luis Guerrero Pecero.

El objetivo: “Aprender, de forma lúdica, jugando,  aquellas competencias a las que no da importancia suficiente el sistema educativo pero que resultan fundamentales para un buen aprendizaje, y para que cada alumno sepa desarrollar aquellas habilidades o capacidades innatas que tiene, y que no descubre en la educación reglada”. Por ello, se trabaja la gestión de las emociones, las competencias básicas pero desde un enfoque participativo y usando las nuevas tecnologías, técnicas de estudio y de fomento de la memoria, etc.

Pero, algo clave, “el taller no sólo está  diseñado para el próximo curso académico, sino que se aprenden cosas que sirven para la vida, para el crecimiento personal de los participantes”. Así, se trabaja la risoterapia y la creatividad: “Una habilidad que tenemos todos, no sólo los que destacan en lenguaje o matemáticas. Se puede ser creativo de muchas formas. Una persona creativa es la que es capaz de resolver de forma diferente un problema, todos somos creativos en alguna parcela de la vida”.

Los alumnos asistentes al taller han destacado valores como la convivencia, el humor, el aprender pasándoselo bien y tienen claro que repetirán la experiencia.