El curso escolar 2017-2018 ha comenzado este miércoles, 13 de septiembre, para 136.392 estudiantes del Segundo Ciclo de Educación Infantil, Primaria, Secundaria y Educación Especial con absoluta normalidad.

Cabe destacar que esta vuelta a las clases está coincidiendo con la continuación en los centros educativos de varias obras de mejora y de ampliación. En estos momentos, se están ejecutando 63 actuaciones, pero el equipo de la Consejería de Educación y Empleo ha establecido los mecanismos necesarios para que las obras no interfieran en el normal desarrollo de la actividad lectiva, además de garantizarse en todo momento la seguridad del alumnado y del profesorado.

A lo largo del mes de septiembre se irán incorporando a clase el resto de estudiantes matriculados. Según las estimaciones de la Consejería de Educación y Empleo, ya que en algunas enseñanzas hay alumnos y alumnas que aún se están matriculando, especialmente en Formación Profesional, es que este curso asistan a clase 179.794 estudiantes.

Son mil estudiantes menos que el curso pasado debido a la progresiva bajada de la natalidad que está sufriendo la región. A pesar de ello, y tal y como ha afirmado recientemente la consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, la Consejería sigue apostando por la mejora de la calidad de la enseñanza.
Por eso, de nuevo este año habrá un incremento de personal en las plantillas en 123 docentes, debido especialmente a la aplicación del nuevo currículo de ESO y Bachillerato que desdobla las clases de Inglés, da más peso a las asignaturas troncales y a la Filosofía, así como apuesta por las clases de refuerzo educativo.

MEJORA DE SERVICIOS BÁSICOS ESENCIALES

Además, las familias y el alumnado de la región verán ampliados los servicios esenciales básicos, como son los comedores escolares y las aulas matinales, donde se amplía la red. Este curso, abrirán tres nuevos comedores escolares y diez aulas matinales más.

A la vez, la gratuidad de los libros de texto llegará a más escolares. Gracias a la fuerte inversión en ayudas para libros de texto, unos 22,7 millones y medio los últimos tres cursos, la mayoría del alumnado recibirá libros de texto gratuitos, ya que en los centros educativos se han creado grandes bancos de libros de texto, por lo que éstos no sólo llegarán al alumnado que tiene reconocido el derecho a beca.

También habrá más rutas de transporte escolar, 9 rutas más, que elevan hasta 614 los itinerarios de los que hacen uso cada día 17.000 estudiantes de Infantil, Primaria, Secundaria, Formación Profesional y Bachillerato de manera totalmente gratuita.

El curso se iniciará con dos nuevas aulas donde se atenderá al alumnado con Trastorno del Espectro Autista (TEA). Estarán en los CEIP ‘Campo Arañuelo’, de Navalmoral de la Mata, y ‘Dion Casio’, de Mérida. La red de aulas TEA cuenta con 18 espacios en los centros educativos de la región.

Además, este nuevo curso hay 21 nuevas secciones bilingües, gracias a la nueva normativa que regula el programa, que lo homologa y asegura la calidad, a la vez que amplía esta posibilidad a Infantil y Bachillerato.

MEDIDAS POR OLA DE CALOR

El calendario escolar incluye la adopción de medidas extraordinarias en circunstancias meteorológicas excepcionales, como la existencia de alerta por aviso especial de ola de calor, según ha explicado la consejera. La dirección de los centros docentes, previo informe favorable de su correspondiente consejo escolar, podrá acordar actividades adaptadas a la situación meteorológica, lo que puede incluir la reducción de la jornada lectiva del alumnado que estuviera establecida con carácter general.

La Mesa Sectorial de Educación, celebrada el pasado 14 de julio, aprobó esta modificación del calendario escolar para el curso 2017-2018, que incluyó algunas aportaciones de los sindicatos representados en la mesa.

En caso de reducción de la jornada lectiva, el alumnado acudirá al centro dentro de dicho horario, y se asegurará a aquellos estudiantes cuyas familias lo soliciten, la posibilidad de permanecer en el centro hasta la finalización del horario habitual, o bien no asistir a clase durante esos días, siempre comunicándolo previamente a la dirección del centro.

En cualquier caso, se garantizarán los horarios y la prestación de los servicios de comedor y de transporte escolar, con la finalidad de posibilitar la conciliación de la vida familiar y laboral.