El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha abogado este lunes por buscar alianzas entre el mundo político, el social, el tercer sector y el mundo cooperativo para abordar el grave problema del despoblamiento en el mundo rural y poder ofrecerle una solución.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha realizado estas declaraciones en Cáceres, donde ha inaugurado el acto de presentación del Proyecto Europeo Nuevos Senderos: “Familias -Acompañamiento – Empleo – Movilidad Territorial – Medio Rural”, organizadas por la Fundación Cepaim en coordinación con REDEX (Red Extremeña de Desarrollo Rural). Al acto ha asistido también el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo.

El presidente ha valorado Proyecto Europeo Nuevos Senderos,  recordando que es una iniciativa de movilidad geográfica de personas y familias desde zonas urbanas hacia espacios rurales, convirtiendo el medio rural de nuevo en un contexto de oportunidades laborales y de mejora de la calidad de vida de estas personas.

Fernández Vara ha vinculado, de este modo, el problema del despoblamiento con la falta de proyectos de vida en el mundo rural. “Los proyectos de vida están vinculados al empleo; el empleo, al lugar donde se genera riqueza” y la riqueza está allí donde están los recursos naturales, ha destacado el presidente, al tiempo que ha vuelto a poner en valor la estrategia de economía verde circular, de la que ha señalado que permite que los recursos no se agoten, sino que se reutilicen y se regeneren.

Por ello, el responsable del gobierno regional ha insistido en que es esencial de definir un modelo de organización que otorgue importancia a lo pequeño y a lo auténtico, un modelo que ha vinculado con la pervivencia del mundo rural y del que ha subrayado que permitirá que nuestro futuro no dependa de nadie, sino de nosotros mismos.

“Tenemos la agroindustria, la energía y la naturaleza”, ha señalado  Fernández Vara, que ha destacado que estos son tres grandes recursos para asegurarnos el futuro.

En este punto, el presidente ha reflexionado sobre el problema del despoblamiento, del que ha señalado que es una cuestión que genera profundas desigualdades, ya que permite que haya casas sin gente en el medio rural y gente sin casas en las grandes ciudades.

En este sentido, ha destacado que el modelo urbano y el asentamiento de población en las grandes ciudades es el que ha provocado el despoblamiento del medio rural, además de no resolver el grave problema del desempleo, en el que está el origen de estas migraciones.