El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha destacado que hay muchas miradas puestas en la región en lo relativo a inversiones porque la comunidad cuenta con dos factores fundamentales: en una nueva política energética dispone de sol y en una nueva política industrial tiene territorio, agua y ayudas a la inversión en un marco de estabilidad política y paz social.

Fernández Vara ha realizado estas declaraciones este jueves en Badajoz en la inauguración del curso internacional de verano-otoño de la Universidad de Extremadura (UEx) “Retos y oportunidades para la Extremadura del siglo XXI: población, ferrocarril y economía verde”, una actividad organizada por el Consejo Económico y Social de Extremadura que también ha contado con la presencia de la consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, entre otras autoridades.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha valorado el acuerdo alcanzado en torno a la reivindicación de infraestructuras ferroviarias adecuadas y ha subrayado que con ella no se va contra el gobierno porque ahora de lo que se trata es de encontrar soluciones y estar unidos en la defensa de las comunicaciones dignas, gobierne quien gobierne.

Ha señalado también Fernández Vara que no se pueden establecer comparaciones en términos de PIB entre regiones que compiten con infraestructuras de distintos siglos y ha apuntado que todas las empresas que buscan asentarse en la Comunidad ponen sobre la mesa la necesidad de contar con un transporte ferroviario adecuado.

En este sentido, ha explicado que todos los días llegan proyectos nuevos a la región y ha destacado en este sentido que la región ofrece algo fundamental: estabilidad política y paz social, algo que las empresas demandan para contar con seguridad jurídica.

RETO DEMOGRÁFICO

El presidente de la Junta ha detallado que en apenas diez años se ha reducido el número de alumnos, unos 11.000, matriculados en los colegios de la región, una caída consecuencia de muchos factores pero que se explica básicamente por la dificultad de desarrollar proyectos de vida, por lo que ha abogado por situar la creación de empleo como objetivo principal.

Ha afirmado que a la caída de la natalidad se suma la despoblación de algunas zonas consecuencia de la emigración de los ciudadanos de los pueblos a las ciudades y ha citado ejemplos de desarrollo que se dan en otras partes del mundo como en la región italiana de Piamonte donde prima la defensa del modelo tradicional y artesanal de producción, con capacidad para competir.

“Hay lugares en el mundo donde se están haciendo las cosas de otra manera y ello permite que la gente vuelva al mundo rural porque ve en esa manera de producir un proyecto vital”, ha indicado Fernández Vara, quien ha subrayado que es necesario potenciar lo urbano pero también lo rural porque de lo contrario el desequilibrio será difícil de soportar tanto desde el punto de vista presupuestario como social.

En este sentido, ha apostado por la formación del capital humano para ser competitivos por la vía de estar lo más preparados posibles.

ECONOMÍA VERDE

Fernández Vara ha afirmado que el cambio climático y sus consecuencias ya están aquí y por lo tanto la economía verde y circular no es un capricho, sino una necesidad, al tiempo que ha destacado que será preciso hacer frente a las necesidades de alimentación en tanto en cuanto la población va a seguir creciendo para evitar que la brecha de la desigualdad siga creciendo.

Ha lamentado que de asuntos como éste y el de la contaminación no se hable y por tanto, no se establezcan acuerdos y ha aseverado que es preciso determinar qué país se quiere para en función de ello analizar qué educación, qué política turística o energética se establece.

POLITICA TERRITORIAL Y FISCALIDAD

El presidente de la Junta de Extremadura se ha referido también a la situación de Cataluña y ha indicado que es necesario sentarse a hablar para ver cómo se resuelve el gravísimo problema territorial que tiene España y que no solo se llama Cataluña.

“Aquí una parte de una región vulnera la ley y se queda tan tranquila, cree que el Estado de Derecho se tiene que cruzar de brazos mientras la ley se está vulnerando”, ha asegurado Fernández Vara, quien ha apostillado que España tiene aún “ciertos complejos” en la defensa del Estado de Derecho y ha apunado que cuando se rompe la ley solo existen los que están dentro de ella y los que están fuera.

Fernández Vara ha dicho que el problema es que nadie ha pensando en España y durante este tiempo se ha creído que era la suma de 17 trozos.

Se ha referido igualmente a otro desafío al que hay que hacer frente y que no es otro que la fiscalidad para que ésta no caiga solo sobre las espaldas de los asalariados y sea más justa y contribuya a contar con servicios públicos de calidad.