La cofradía del Milagroso Cristo de la Humildad y Paciencia y María Santísima de la Salud, en colaboración con el Ayuntamiento de Zafra, celebró ayer el festival Pro-Restauración, con las actuaciones musicales de Los Marismeños, el coro rociero “Aires de Ángel”, la solista Rocío Llanes, la escuela de baile “Los Jaleos” y el coro rociero “Arco Jerez”, todo ello presentado por Yolanda Osuna Pons.

Ángel Gordillo, hermano mayor de la cofradía, explicó que los Marismeños, con motivo de su 50 aniversario, han querido presentar su nuevo disco en nuestra ciudad y la mejor fecha era dentro de las actividades de la Feria Internacional Ganadera y 564 Tradicional de San Miguel 2017.

Gordillo quiso señalar, que en la cofradía no dejan de trabajar a lo largo del año, y tienen otros proyectos para recaudar fondos como son la Zambombá, el coro de campanilleros de la Cofradía, que visita colegios especiales y distintas residencias, y el Belén, todo esto dentro de las actividades navideñas.

Por último, el hermano mayor, quiso agradecer la colaboración de forma desinteresada de todos los grupos así como el apoyo de las casas comerciales que han participado con los más de 500 regalos que conformaron la tómbola, y del Ayuntamiento de Zafra por cederles las instalaciones.

La recaudación de este festival irá destinada a la restauración del Paso Cristo de la Humildad, a cargo de la licenciada Victoria Apolo.