El Grupo de Ocio y Tiempo Libre para personas con discapacidad o dependencia –que gestiona la Concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento- despedía por segundo año consecutivo el verano en Chipiona, lugar que han elegido porque allí se encuentra y han podido disfrutar de una playa adaptada para ellos.

“Se trata de un viaje de ocio en el que los miembros de este grupo tienen la oportunidad de salir de su entorno y han podido disfrutar de la playa, conocer otros lugares y vivir nuevas experiencias”, indica la concejala Eugenia Álvarez.

Durante tres días -15, 16 y 17 de septiembre- siete de los miembros de este grupo, acompañados por su monitora –Estrella Amador-, además de algunos familiares y amigos, han podido disfrutar de la playa, el agua y el sol, pero también han realizado otras actividades, sobre todo visitas turísticas por la localidad, por el puerto, el paseo marítimo, han visitado el santuario de la Virgen de Regla y la tumba de Rocío Jurado, han viajado en tren turístico y hasta bailado en la discoteca.

“Todos han vuelto muy contentos con la experiencia y traen un bonito recuerdo de los días que hemos pasado, haciendo cosas diferentes y sobre todo disfrutando de la playa, que es lo que más les gusta”, dice su monitoria.