Esta semana se han fallado los premios Otaex 2017, un concurso de ámbito regional que distingue las actuaciones más destacadas en materia de accesibilidad, respetuosas con las normas y, por tanto, integradoras y educadoras, en el ámbito del urbanismo, la arquitectura, el transporte y la comunicación o los servicios e innovaciones tecnológicas a favor de las personas con necesidades de accesibilidad.

En esta edición el jurado ha otorgado el premio en la categoría de Urbanismo y Medio Ambiente a la mejora de la accesibilidad en la ermita de Nuestra Señora de Altagracia en Siruela, una actuación acometida por el ayuntamiento y la parroquia.

En la categoría de Edificación, el galardón ha sido el Centro Joven de Badajoz Puente Real del Instituto de la Juventud de Extremadura. En el ámbito del Transporte, el premio ha sido para Cruz Roja Española en Extremadura por su programa Transporte Especializado para Personas con Discapacidad. En la categoría de Productos y Servicios el premio lo ha obtenido Iberdoex, las estaciones de servicio extremeñas.

Los premios Otaex de este año incluían como novedad la categoría de Tecnologías de la Comunicación y la Información, distinción que ha ido a parar al ayuntamiento de Don Benito por su proyecto de Señalética, Brailles y Tics.

El galardón a la Trayectoria en Materia de Accesibilidad ha ido a parar a Crescenciano Rubio Sánchez y Ana María Rubio Sánchez, de la Asociación Comarcal de Discapacitados de Las Villuercas (ASDIVI)

El jurado, formado por la secretaría general de Arquitectura, Vivienda y Políticas de Consumo, María Isabel Moreno Duque, la directora general de Arquitectura, María Ángeles López Amado, la directora de la Otaex, Asunción Muñoz Fernández, y el presidente de la Asociación de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Apamex), Jesús Gumiel, también ha considerado un accésit en materia de Accesibilidad al ayuntamiento de Trujillo.

La Oficina Técnica de Accesibilidad Universal de Extremadura (Otaex) nació en 2008 a través de un convenio entre la Junta de Extremadura y Apamex. Desde entonces, se ha evidenciado el compromiso y la implicación de muchas personas, instituciones y empresas en demostrar que la accesibilidad es un derecho básico que garantiza la integración de todos los individuos, sin importar la edad o las características funcionales de cada cual.