Se celebró ayer en el salón noble de la Diputación de Badajoz el acto inaugural del curso 2017-2018 de los conservatorios Profesional “Juan Vázquez” y Superior “Bonifacio Gil”. Acompañó a los directores de ambos centros, Evaristo Valentí y Yolanda Sánchez, la diputada delegada del Área de Cultura de la institución provincial, Cristina Núñez.

Valentí centró parte de su intervención en el talento y su desarrollo a través de la formación, con calidad y proyección profesional. En este sentido hizo referencia a la becas Erasmus Plus que permiten la movilidad del alumnado a otros países. Yolanda Sánchez, por su parte, abundó en la aptitud del talento como el buen uso de la inteligencia, afirmando que “fomentar el talento en los alumnos debe ser la base de la educación”.

Con 422 alumnos en ambos centros, 130 de grado elemental, 170 en los estudios profesionales y 122 en los superiores, cuenta con un elenco de profesores “de máximo nivel”, destacó la diputada de Cultura, “lo que hace posible que nuestros conservatorios sean una referencia de enseñanza musical a nivel nacional e internacional”.

Cristina Núñez se refirió a varios aspectos positivos para la labor de la pedagogía musical que se desarrolla en los centros pacenses. En primer lugar habló al panorama actual, “rico, diverso e internacional”, características que se encuentran en la enseñanza que se aplica en ambos conservatorios. Hizo mención al programa Erasmus Plus que este año, por primera vez, ha posibilitado que tres alumnos cursen estudios en centros de Holanda, Alemania e Inglaterra.

“Otro aspecto -añadió Núñez- es el reconocimiento nacional e internacional a nuestros alumnos, lo que viene a demostrar la gran labor pedagógica mencionada” y que se ejemplifica en varios logros obtenidos en concursos de nivel, como el primer premio logrado por Inés Bádalo este año de Composición de la Sociedad Portuguesa de Autores.

La diputada hizo también mención a la necesidad de hacer participar a los jóvenes alumnos en la sociedad actual “para que aprendan el valor de utilizar su profesión no sólo como herramienta para el crecimiento personal sino también como trampolín de transformación y participación social”.

Las actividades de los conservatorios no se circunscriben exclusivamente a la música, pues impulsa colaboraciones con otras instituciones, favoreciendo así el diálogo transversal entre los jóvenes. En este sentido, Cristina Núñez adelantó el trabajo conjunto del “Juan Vázquez” con la Escuela de Artes y Oficios para la producción de un espectáculo que se celebrará en el Palacio de Congresos, o con la Escuela de Danza “Copelia” para la realización conjunta de una obra que se estrenará en 2018 en el López de Ayala. Agregó además que se van a continuar con las colaboraciones con diferentes ONGs, incluyendo actividades de carácter social, como un concierto en Navidades en el centro penitenciario de Badajoz, y la continuidad de los ciclos y acciones musicales anuales.

Para finalizar su intervención, Núñez quiso trasladar a los presentes “que desde la Diputación seguimos trabajando para que la Semana Musical de Santa Cecilia, el ciclo de Música Contemporánea, las clases magistrales, los conciertos por los municipios de la provincia, las actuaciones musicales transfronterizas, la Orquesta Sinfónica, las bandas de ambos centros y tantas otras acciones, sean el instrumento adecuado para que nuestro alumnado llegue a convertirse en profesional de máximo nivel y crezcan como artistas y como personas”.

Beatriz González Díaz fue la encargada de leer la conferencia magistral que giró en torno al panorama actual de la música contemporánea en Extremadura. La profesora de piano del Conservatorio Profesional sustituyó en el último momento al invitado previsto, Justo Romero, por enfermedad del musicólogo y crítico andaluz. González, en la exposición que pronunció sobre su máster “La situación de la música contemporánea en Extremadura” explicó que “puede parecer una gran olvidada fuera de nuestras fronteras pero luego existe una actividad fuerte en la región en comparación con otras comunidades”. Ciclos como el de música Contemporánea y Actual en Badajoz, en los que colabora la Diputación Provincial, y el que se celebra en el museo Vostell de Malpartida que ya ha alcanzado diecinueve ediciones, avalan para González el buen momento que vive el género, con buenos y jóvenes compositores e intérpretes. La propia conferenciante forma parte del ensamble contemporáneo Sonido Extremo.

La segunda parte versó sobre el momento de la música contemporánea en las enseñanzas oficiales de los conservatorios. La profesora asegura que sus conclusiones han sido positivas tras encuestar sobre el tema al 90% del profesorado de piano, corroborando su hipótesis: la música contemporánea, a pesar de que no se trata demasiado sí despierta cierto interés por integrarla en
los currículos académicos. Pidió al final la implicación de todos para promover más la música contemporánea, desde instituciones a editoriales, profesorado e incluso intérpretes.

El broche final lo pusieron los alumnos de piano, Dimitri Vinokurow, y flauta, Isabel Naranjo, interpretando composiciones de Rachmaninoff y Debussy.