La Junta de Extremadura subvencionará con 20.000 euros los proyectos de seis artistas visuales que desarrollan su actividad en la Comunidad Autónoma, en lo que constituye la primera convocatoria en este ámbito desde el año 2010.

Los seis proyectos han sido presentados este jueves en Mérida, en un acto que ha contado con la asistencia del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien ha señalado que el objetivo de estas ayudas es “que se visualice la cantidad de gente que está haciendo cosas interesantes en la región”, en este caso en el mundo de la cultura.

Fernández Vara ha destacado la importancia de trasladar la innovación a todos los ámbitos, incluyendo el de la cultura, y ha añadido que “la tecnología no le hace ningún daño al arte sino que es una herramienta más”.

Asimismo, ha anunciado que la Junta de Extremadura ayudará a que las obras subvencionadas sean conocidas programando actividades en las salas de las que es titular.

El decreto que regula estas ayudas fue aprobado por decreto del Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura en marzo de este año con la finalidad de apoyar y fomentar la creatividad artística en el campo de la creación contemporánea dentro del ámbito de las Artes Visuales, así como su promoción, contribuyendo al desarrollo cultural de la región.

De este modo se recupera una línea de ayudas culturales que no se concedían desde 2010, con las denominadas ‘Ayudas Francisco de Zurbarán’.

Las actividades subvencionables pueden ser individuales o realizadas de forma colectiva, con la participación de varios artistas, y deberán ser inéditas y desarrollarse en el campo de las artes visuales, entendiendo como tales: pintura, escultura, instalación, dibujo, grabado, fotografía, procedimientos mixtos, arte digital, arte sonoro, videoarte, performance, arte de acción o cualquier otra modalidad de lenguaje visual.

SEIS PROYECTOS SUBVENCIONADOS

Los seis proyectos subvencionados han sido seleccionados entre un total de 24 trabajos presentados, atendiendo a criterios de valoración tales como calidad, claridad y coherencia en la presentación de aquéllos, así como su interés específico de la producción, originalidad, innovación, proyección nacional e internacional, interés social o difusión, entre otros.

Esos seis proyectos son los titulados ‘Memoria raw’, de María León; ‘(Des) velaciones’, de Beatriz Castela; ‘Habitar el espacio. Más allá del límite’, de Ruth Morán; ‘Zona rosa’, de Lourdes Murillo; ‘Asleep images’, de Julián Pacomio, y ‘S_E Situaciones espaciales II’, de José Alejandro Pajares.

‘MEMORIA RAW’, de María León, consiste en una instalación artística multidisciplinar compuesta por un vídeo y una serie fotográfica, a través de la cual la artista explora el concepto de memoria en un mundo en el que la sobresaturación de información afecta profundamente a nuestra relación con el pasado y el porvenir.

‘(DES)VELACIONES’, de  Beatriz Castela, se desarrolla en el ámbito de las artes visuales y comprende instalación, escultura, dibujo, procedimientos mixtos, arte digital, y videoarte. De carácter experimental y altamente innovador en cuanto a contenido y a los modos de formalización, trata sobre la influencia de las nuevas tecnologías en el momento actual.

‘HABITAR EL ESPACIO. MÁS ALLÁ DEL LÍMITE’, de Ruth Morán, continúa profundizando en campo de investigación en el que la artista está actualmente inmersa y con el que se cuestiona los límites del soporte físico como elemento diferenciador entre las diferentes disciplinas.

Con “ZONA ROSA”, la artista Lourdes Murillo lleva a cabo una reflexión sobre el micro machismo a través de la plástica, mediante la elaboración de 14 cuadros de diferentes tonos de rosa expuestos junto a fotografías de mujeres y hombres y un texto sobre el valor que para ellos tiene ese color.

En ‘ASLEEP IMAGES’, Julián Pacomio plantea un proyecto muy innovador de performance a través del cual explora las posibilidades del cuerpo humano como archivo y reproductor de imágenes y recuerdos.

Por otra parte, ‘S_E SITUACIONES ESPACIALES II’, de José Alejandro Pajares, hace referencia a la relación que se establece entre la pieza/objeto y el espacio arquitectónico, partiendo de la línea y del color como sustratos originarios de génesis creativa.