Ingredientes:

  • 800 gr de langostinos
  • 40 g de mantequilla
  • 25 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 2 Cebolletas
  • 1 Dientes de ajo
  • 15 ml de salsa de tomate concentrado
  • 140 ml nata líquida
  • 100 ml Brandy
  • 1 l de caldo de pescado o fumet
  • Sal y pimienta al gusto

Elaboración:

En primer lugar, asamos los langostinos frescos en el horno durante 15 minutos a 180 grados con calor arriba y abajo y con un chorrito de aceite por encima. También nos valen langostinos a la plancha.

En una cazuela antiadherente calentamos el aceite y la mantequilla. Picamos la cebolleta y el diente de ajo menudo, rehogamos durante 15 minutos hasta que estén blandas y transparentes. A continuación, añadimos los langostinos asados sin pelar y con cabeza, rehogamos un minuto.

Entonces añadimos el tomate concentrado, el brandy y dejamos que se evapore todo durante cuatro minutos. Añadimos el caldo de pescado, salpimentamos y dejamos que cueza 20 minutos.

Separamos del fuego y trituramos todo el contenido de la cazuela, bien con una batidora o con un robot de cocina, pasando la mezcla por un chino. Este paso es muy importante para que quede una crema fina.

Ponemos todo de nuevo en la cazuela y añadimos la nata, mezclamos bien y comprobamos el punto de sal. Calentamos de nuevo durante unos minutos.