El Índice de Producción Industrial (IPI) de Extremadura en 2017 creció un 5,1%. Se trata del mayor incremento desde 2011 y refleja la intensa recuperación del sector, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Lo más destacable de este buen comportamiento de la industria en Extremadura es que duplica el crecimiento nacional (2,1%) y lo hace con base en componentes que aportan un mayor grado de riqueza a la región.

Así, cabe destacar el aumento de la producción en bienes de equipo, con un 15,8% y de bienes intermedios, con un 11,5%, lo que aporta una mayor solidez al tejido productivo de la región al aprovechar mejor el valor añadido generado. Asimismo, incide en la buena evolución de las exportaciones.

Igualmente destaca el aumento de la rama de fabricación de material y  equipos electrónicos (+121,9%). De esta forma el incremento de la producción de la industria extremeña reduce su dependencia de los vaivenes coyunturales de la energía que, concretamente en 2017, bajó un 0,3%.

La Consejería de Economía e Infraestructuras está ultimando en estos momentos la actualización de la Estrategia Industrial de Extremadura, con la que pretende fortalecer y diversificar el sector industrial de la región para que genere más riqueza y empleo y sea mayor su aportación al PIB de la región.