Ingredientes:

  • 300 g de coles de Bruselas
  • 300 g de coliflor
  • Sal
  • 100 gr de queso para gratinar

Para la bechamel

  • 25 g de aceite de oliva virgen extra
  • 50 g de harina
  • 350 g de leche
  • 50 g de piñones
  • Una pizca de sal

Elaboración:

En primer lugar, pondremos a recalentar el gratinador del horno y, mientras, iremos cociendo por separado las coles y la coliflor en abundante agua con sal.

Ponemos agua con un poco de sal a hervir en una cazuela y cocemos en ella las coles de Bruselas hasta que estén al dente. El tiempo dependerá mucho de lo tiernas que sean y escurrimos.

Cortamos la coliflor en cogollos pequeños y procedemos a cocerlos en agua con sal de la misma manera.

Ponemos el aceite de oliva virgen en un cazo al fuego y cuando esté caliente incorporamos la harina y removemos  bien. Vertemos la leche templada y sin dejar de remover dejamos que toda la mezcla espese. Tiene que quedar como una bechamel clarita. Probamos de sal y rectificamos si hace falta. Incorporamos los piñones troceados y mezclamos.

En último lugar, ponemos las verduras cocidas en los moldes en los que vayamos a gratinarlos, vertemos la bechamel sobre ellas. Ponemos el queso por encima y gratinamos hasta que esté dorado y servimos.