La portavoz y responsable de Relaciones Institucionales de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña ha abogado por el turismo como una oportunidad de futuro para los jóvenes y una forma de fijar la población al territorio, enseñando al mundo la belleza patrimonial, cultural, natural y gastronómica de Guadalupe.

Ha realizado estas declaraciones durante su intervención en el acto de proclamación de Guadalupe como miembro de la red de “Los Pueblos más bonitos de España”.

Gil Rosiña ha afirmado que Guadalupe además de la belleza que se puede contemplar con solo visitarla, cuenta con una belleza intangible, que es “el amor y la fe a la Virgen de Guadalupe”, patrona de la comunidad, “una belleza que late en toda Extremadura”, ha subrayado.

En este sentido ha señalado la necesidad de apostar también por el turismo religioso y espiritual, siendo muy importante el trabajo conjunto entre todas las administraciones.

La portavoz del Ejecutivo regional ha asegurado que llegar hasta este punto no hubiera sido posible sin el esfuerzo de tantas generaciones que quieren y cuidan a su pueblo.

Por último, Gil Rosiña ha expresado que este reconocimiento supone un nuevo encargo para la localidad.  “Debemos seguir esforzándonos para que Guadalupe siga generando turismo y riqueza para La Puebla y para toda Extremadura”, ha concluido.