La Diputación de Badajoz adelanta a través del OAR, mensualmente, la cantidad que les corresponde a los ayuntamientos de Badajoz que tienen pantanos o instalaciones hidráulicas en sus términos municipales, cantidad que suma 6 millones de euros anuales correspondientes a la liquidación estatal por los impuestos de IBICES (Impuesto de Bienes Inmuebles Especiales) y también del IAE.

Así lo ha expresado el presidente Miguel Ángel Gallardo en su intervención en la apertura las jornadas ‘El embalse como motor económico del territorio’, que se han inaugurado esta mañana en Castuera y que continuarán hasta mañana.

En este acto han intervenido también Rosario Cordero, presidenta de la Diputación de Cáceres y de la Federación Nacional de Asociaciones y Municipios con Centrales Hidroeléctricas y Embalses, que organiza el encuentro; Olga García, directora general de Industria, Energía y Minas de la Junta de Extremadura y el alcalde de Castuera, Francisco Martos.

Este encuentro reúne a representantes de numerosas provincias españolas que tienen pantanos y su objetivo es analizar experiencias ya existentes e idear nuevos proyectos que conviertan a dichos embalses en espacios de actividad turística y de ocio y generadores de empleo para luchar contra la despoblación de los municipios rurales.

Miguel Ángel Gallardo ha manifestado también que la Diputación pacense dispone de instrumentos como el Consorcio Promedio, que garantiza que todos los pueblos dispongan de agua de calidad y que la institución trabaja en la ejecución del Plan Depura, que busca proporcionar una depuradora a cada uno de los ayuntamientos de la provincia.

Sobre el valor del trabajo que desempeña la federación organizadora del encuentro, dijo que está unido a las consecuciones que ha ido logrando a lo largo del tiempo en favor de los municipios afectados.

Olga García ofreció algunos datos que avalan el lema ‘Extremadura es agua’, de la campaña turística de la Junta de Extremadura y dijo que en la región hay 175 embalses con una capacidad de 14.219 hectómetros cúbicos, a los que se añadirán pronto los 237 hectómetros cúbicos de otros tres embalses en construcción.

Por su parte, Rosario Cordero anticipó que el trabajo de la federación de municipios deberá encaminarse hacia áreas como el fortalecimiento del asociacionismo o la distribución de los productos turístico basados en embalses a través de las nuevas redes de comunicación.