El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha avanzado que la Junta de Extremadura está preparando un nuevo texto legislativo que incluya criterios sociales más objetivos. Hasta ahora hay tres normativas diferentes vigentes para elaborar los informes relativos a la concesión de la renta básica.

Al finalizar la reunión que el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara,  ha mantenido en Mérida con el secretario regional de Podemos, Álvaro Jaén, el consejero de Sanidad y Políticas Sociales ha afirmado que confía en que una nueva ley de renta básica de inserción se pueda aprobar en esta legislatura.

Vergeles ha añadido que el nuevo texto legal modificará los criterios sociales y que es posible cambiar la cuantía de la prestación. El consejero ha avanzado que la nueva norma aportará más herramientas jurídicas a los trabajadores sociales para facilitar la estimación de los requisitos sociales de los expedientes de solicitud de renta garantizada.

La propuesta para la nueva ley que estudia la Consejería de Sanidad incluirá cambios en los cálculos de las cuantías, teniendo más en cuenta la unidad de convivencia familiar y no solo al receptor de la prestación.

Todos estos cambios se realizarán con el objetivo último de gastar más dinero en la renta básica de inserción. Vergeles ha expresado su intención de agotar la totalidad de los 53 millones de euros presupuestados, y ha añadido que hasta ahora no se han gastado por completo porque gracias a las políticas sociales menos personas han necesitado solicitar la prestación, pero que esta cifra presupuestaria se mantendría para el próximo año.

Vergeles ha afirmado que se iniciarán conversaciones la próxima semana entre responsables de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales y representantes de Podemos Extremadura para trabajar en la nueva propuesta legislativa.