El pasado 7 de septiembre, se celebraba un acto institucional en el Ayuntamiento de Los Santos de Maimona, en el que su alcalde, Manuel lavado Barroso, recibía a la comitiva procedente de la localidad catalana de Pineda de Mar, encabezada por su alcalde, Xavier Amor, y varios concejales, que acompañaban a un nutrido grupo de catalanes con orígenes santeños, que se encuentran afincados en esta ciudad.

La delegación visitaba la localidad con motivo de la participación de María José Sánchez como pregonera de las Fiestas de Ntra. Sra. de la Estrella, vecina de Pineda de Mar aunque de padre santeño y que mantiene un estrecho vínculo con Los Santos de Maimona y con su patrona, la Virgen de la Estrella. Manuel Lavado le agradecía “haber aceptado la encomienda que le solicitó la Cofradía de la Virgen de la Estrella y haber propiciado que viniera acompañada de tantos paisanos nuestros que tienen fijada su residencia en la bonita ciudad de Pineda de Mar”.

Con ambiente festivo y en un Salón de Plenos a rebosar, el alcalde santeño recibía al alcalde de Pineda de Mar, Xavier Amor, y demás compañeros de corporación,  intercambiando discursos que ponían de manifiesto las buenas relaciones que mantienen estos dos municipios y sus corporaciones municipales.

También daba la bienvenida a los santeños que un día emigraron buscando mejores oportunidades. “Ahora vuestro corazón está dividido: en los Santos está vuestro pasado y parte de vuestra familia, y en Pineda está vuestro presente y vuestro futuro, en forma de hijos y nietos, y por eso existen estos lazos tan estrechos entre estas dos poblaciones”. De este modo, Manuel Lavado ofrecía a su homólogo en Pineda de Mar, dar oficialidad a este vínculo y empezar “a trabajar en una carta de hermandad para que se formalice el hermanamiento entre las ciudades de Pineda de Mar y Los Santos de Maimona.

El alcalde catalán aceptaba y agradecía la iniciativa y se mostraba complacido por la acogida y el cariño recibido. “Son momentos de compartir, de conocernos un poco más y romper estereotipos. Son momentos de decir que se puede albergar en un mismo corazón la tierra de origen y la tierra de acogida, y que eso no nos hace peores ni nos divide, al contrario, nos llena y nos hace más grandes”.

Los representantes de ambas delegaciones terminaban el acto haciéndose entrega de varios presentes y recuerdos de las dos localidades.

Para finalizar, los asistentes pudieron tomar un café acompañado de algunos dulces locales, disfrutando de un rato de tertulia en el patio del Ayuntamiento.