La segunda edición del Fondo Financiero Extraordinario de Anticipos Reintegrables, correspondiente a 2018, que la Diputación de Badajoz pone a disposición de los ayuntamientos de la provincia, tiene un importe de 5,7 (5.750.000 euros) millones de euros y sus bases han sido publicadas hoy mismo por el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).Así lo han dado a conocer en rueda de prensa los diputados del OAR (Organismo Autónomo de Recaudación), María del Rosario Moreno y de Economía, Hacienda, Compras y Patrimonio, Manuel Borrego, a quienes acompañaba el jefe de esta última área, Juan Carlos Cobos.

Teniendo en cuenta que ya en la pasada primavera se habían habilitado en una primera edición créditos para Anticipos Reintegrables por valor de 10,4 millones de euros (10.451.000 euros), el importe total de ambas convocatorias en 2018 ascienda a un total de 16.201.000 euros puestos a disposición de los ayuntamientos pacenses por la Diputación.

María del Rosario Moreno explicó que la buena gestión que se realiza en el OAR ha permitido contar con remanentes por valor de 11 millones de euros, una parte de los cuales ha pasado a integrar el importe de esta convocatoria de Anticipos Reintegrables. “Esto va a aliviar las tensiones de Tesorería de los ayuntamientos y les ahorrará intereses, además de generar empleo y se va a dinamizar la economía de los pueblos” ha dicho la diputada.

Por su parte, Manuel Borrego recordó que los municipios tienen que tener aprobados sus propios presupuestos para poder solicitar participar en este fondo.  Y dijo que la Diputación ha pasado a convertirse en “un banco bueno” de los ayuntamientos tras haber cancelado todas sus deudas.

Los importes de Anticipos Reintegrables habilitados en los ejercicios precedentes fueron de 18.451.000 euros en 2016 y de 13.151.000 euros en 2017, lo que conforma un volumen total de recursos activados por medio de estas seis convocatorias y hasta la fecha de 47,8 millones de euros (47.803.000 euros).

Manuel Borregó volvió explicar que existen cuatro líneas para solicitar estos fondos. La Línea 1, para financiar préstamos de mandato. La Línea 2, para la financiación de inversiones. La Línea 3, para refinanciar operaciones de crédito a largo plazo y Línea 4 para atender necesidades transitorias de Tesorería.

Del estudio de la petición de estos fondos que hacen los ayuntamientos a lo largo de las seis convocatorias habidas desde 2016, se deduce que la más demandada es la Línea 2 con un 54,73% de las peticiones, seguida de la Línea 3 con un 27,68% y de la Línea 4, con un 26,77%. La Línea 1 apenas llega al 1% de las peticiones realizadas.

En los seis años de este programa de fondos se han satisfecho las necesidades 116 municipios que han obtenido hasta la fecha 36,1 millones de euros (36.179.486 euros).

El diputado también explicó que el número de municipios que se adhiere a la convocatoria va disminuyendo progresivamente porque van mejorando financieramente. De los 116 atendidos, en la convocatoria de 2016 los solicitaron 35 pueblos en la primera edición y sólo 24 en la segunda. En 2017, pidieron 25 pueblos en primera convocatoria y 12 en la segunda. En este año 2018, en la primera convocatoria pidieron 20 pueblos y aún está por saber los que se acogen a la presente edición, aunque lo lógico es que disminuyan las peticiones.

Se calcula que el ahorro generado a los ayuntamientos en concepto de intereses y otros gastos financieros rondaría los 6.800.000 euros en la actualidad.