La Escuela Profesional “Monesterio X” de Atención Sociosanitaria a Personas en su Domicilio Calera de León- Monesterio, promovido por el Ayuntamiento de Monesterio, se ha clausurado hoy en un acto en la Unidad de Desarrollo y Formación para el Empleo “Las Moreras” con la asistencia del alcalde, Antonio Garrote; la concejala de Empleo, Amalia Sánchez; el gerente del SEXPE en Badajoz, José Navarrete; el director del proyecto, Ildefonso García, y los monitores y alumnas del programa.

Antonio Garrote ha destacado la importancia de este centro de formación a nivel comarcal, que va destinado a personas de diferentes edades y ramas profesionales, con el objetivo de formarse para conseguir un empleo, en este caso, muy demandado y que necesita de personal cualificado. También animó a las alumnas a emprender y desarrollar nuevas empresas de atención sociosanitaria y familiar, basadas en ideas y proyectos innovadores.
Asimismo, Garrote anunció que desde el ayuntamiento se prevé potenciar la formación en este sector profesional, gracias a los proyectos que se llevarán a cabo dentro del Plan Aguablanca.

José Navarrete destacó la apuesta de las instituciones por la formación de calidad, a través de estas escuelas profesionales, con contenidos específicos y transversales como competencias digitales, emprendimiento, riesgos laborales o igualdad.

Por su parte, Ildefonso García resaltó la capacidad de trabajo y de equipo de las alumnas, que han formado parte de esta escuela profesional, atendiendo a los usuarios, en los que han dejado una profunda huella.

Esta Escuela Profesional, que ha tenido una duración de un año, ha permitido que 15 personas del municipio puedan adquirir los conocimientos a nivel teórico y práctico de la Atención Sociosanitaria en el domicilio, atendiendo a un total de 80 usuarios, en su mayoría, con más de 65 años, aunque también se integra en este colectivo a personas de entre 45-55 años con enfermedades degenerativas o mentales.

La Atención Sociosanitaria a Personas en su Domicilio tiene como objeto la permanencia del usuario en el entorno habitual mientras sea posible y conveniente, tendiendo a incrementar los niveles de calidad de vida de los mismos. En base a esto, el proyecto se centra en actuaciones de carácter doméstico (relacionadas con la vivienda), de carácter personal (aseo, higiene y compañía), de carácter educativo (formación en hábitos convivenciales) y de carácter socio-comunitario, centradas en el fomento de la socialización del individuo y su participación en actividades.