El portavoz del PSOE de Extremadura, Juan Antonio González, ha asegurado esta mañana al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la reunión que mantendrán mañana martes en el Palacio de la Moncloa, la puesta en marcha de un Plan Especial de Empleo, así como inversiones para infraestructuras y el pago de la deuda histórica. Han tenido que pasar seis años para que un mandatario extremeño sea recibido en la Moncloa, “algo que no ocurre desde 2012” ha recordado González.

Juan Antonio González ha realizado estas declaraciones esta mañana en una rueda de prensa ofrecida desde la sede regional del partido en Mérida.

Considera el portavoz socialista que “vamos con expectativas porque para que esta región pueda crecer y siga en la agenda de desarrollo y pueda tener futuro necesitamos la ayuda de Gobierno de España como tienen por cierto el resto de Comunidades Autónomas”.

El portavoz de los socialistas extremeños ha confirmado que siempre que gobierna el PSOE en Madrid le va mejor a Extremadura y mañana se cumple. “Cuando gobierna el PSOE en Madrid se reciben a los presidentes autonómicos de Extremadura y cuando gobierna el Partido Popular en Madrid ni tan siquiera se nos recibe”.

EL PP SE ECHA AL MONTE

Juan Antonio González ha comparado al Partido Popular con la mítica serie “Curro Jiménez” ya que “en Extremadura hay un partido, el Partido Popular que se ha echado al monte y sin ver los presupuestos de Extremadura para el próximo año ya anunciaron que votarían en contra”.

González le pide a Podemos diálogo y que “puedan abrir la posibilidad de la negociación y que no se radicalicen cómo ha hecho el Partido Popular”.

“En Extremadura hay un gobierno serio que el miércoles va a presentar su presupuestos para 2019 en tiempo y forma y por eso le pedimos a los partidos de la oposición fundamentalmente a Podemos que se abra el diálogo, que se abra a la negociación y que no se radicalice porque eso es lo que nos están pidiendo todos los extremeños y todas las extremeñas” ha insistido el portavoz de los socialistas extremeños.