El diputado delegado de Fomento, Saturnino Alcázar, compareció hoy ante los medios informativos para informar sobre los presupuestos de su Área para 2019. Estos alcanzan un volumen de 58,3 millones de euros, un 7,1% más que en 2018.

Alcázar desglosó el presupuesto en tres apartados: obras en edificios propios, carreteras provinciales y apoyo a los municipios.

En el primer apartado se destinan 5,7 millones de euros y las principales inversiones van destinadas al Hospital Provincial (1,8 millones), la Red de Naves de Brigadas de Carreteras (2,2) y obras en la Residencia Universitaria Hernán Cortés (0,5). Como novedad, el diputado destacó que en el próximo ejercicio se iniciará la rehabilitación y ampliación del edificio del MUBA en el espacio que da a la calle Menéndez Valdés coincidiendo con su centenario. Para ello se invertirán el próximo año 200.000 euros de los dos millones previstos.

Sobre la Red Provincial de Carreteras se van a invertir 13 millones de euros en distintas actuaciones. Se van a finalizar proyecto iniciados en 2018, como son las vías de Talarrubias a Herrera del Duque y Don Álvaro a Mérida. A su vez, se iniciarán trece nuevas actuaciones pertenecientes al Plan Integral de Carreteras dotadas con 5,3 millones y cuya ejecución es plurianual. Para conservación y seguridad vial la inversión asciende a 2,3 millones de euros.

El diputado de Fomento destacó el inicio de la obra conocida como la ‘Y del Cíjara’, es decir, la carretera que une Helechosa de los Montes, Bohonal y Villarta. Es una actuación que contempla para 2019 una inversión de 3 millones de euros financiados a partes iguales por la Diputación, Junta de Extremadura y Confederación Hidrográfica del Guadiana. El proyecto global asciende a 10,2 millones de euros.

El siguiente apartado en el que incidió Saturnino Alcázar es el apoyo a los municipios a través del Plan Dinamiza, Plan de Infraestructuras Eléctricas Municipales, Plan de Infraestructuras Sociosanitarias, obras de especial necesidad en municipios y Programa de Retirada de Fibrocemento.

Para el Plan Dinamiza se destinarán 12,8 millones. Son los municipios los que deciden en qué invertir esta cantidad, pero Alcázar apuntó que, por la tónica de esta legislatura, el 50% va para obras, el 30% a empleo y el 20% a servicios y gastos corrientes. El diputado de Fomento recordó que en esta legislatura se destinan 109,2 millones a estos Planes.

A igual que en 2018, se dedicarán 1,2 millones de euros al Plan de Infraestructuras Eléctricas Municipales que está financiado por la Diputación (50%), Junta de Extremadura (40%) y los Ayuntamientos beneficiarios el 10% restante. Las obras se realizan, fundamentalmente, en edificios públicos municipales como polideportivos o casas de cultura, pero también en polígonos industriales y soterramiento de líneas.

En colaboración con el SEPAD, se destinan al Plan de Infraestructuras Sociosanitarias 8 millones dedicados a reformar, ampliar o terminar centros de día, residencias de mayores o pisos tutelados. La aportación se hace a tercios iguales entre los Ayuntamientos, la Junta de Extremadura y la Diputación encargándose esta última de la ejecución de las obras.

El apartado de obras de especial necesidad en municipios cuenta con un crédito de 5,4 millones y el programa de retirada de fibrocemento, sobre todo en cubiertas y tuberías de agua, contempla una inversión de 500.000 euros. Este programa se incorpora por primera vez a los presupuestos del Área de Fomento.

Por último, Saturnino Alcázar informó sobre otras actuaciones como el Convenio con la Dirección General de la Guardia Civil para la rehabilitación y mejoras de las Casas Cuartel (120.000 euros), el convenio también con el Arzobispado de Mérida Badajoz para la rehabilitación de iglesias (200.000 euros), y con la Junta de Extremadura para la recuperación de la zona minera de Aguablanca (650.000 euros).