El Consejo Extremeño del Voluntariado ha otorgado uno de sus premios 2018 en la modalidad de movilidad colectiva a la Asociación Euexia Rural fundada en Jerez de los Caballeros, si bien su área de intervención abarca otras zonas de la provincia de Badajoz, estando compuesta exclusivamente por personas voluntarias, más de cien en la actualidad. Euexia es quien ha ideado la Guía Inclusiva de Jerez que espera estar lista para finales de año y principios del siguiente con la colaboración de la oficina de turismo de la ciudad. Actualmente, la Asociación cuenta con un centenar de voluntarios que “trabajan incansablemente por contribuir a mejorar la calidad de vida de los colectivos en riesgo de exclusión social, especialmente las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo”, mediante recursos para la inclusión socio-laboral, de ocio inclusivo, pedagógico, educativo y terapéutico.    Virginia Borrallo, alcaldesa de Jerez y vicepresidenta primera de la Diputación de Badajoz, explica que se trata de un proyecto pionero a nivel nacional por su complejidad y estructura, incidiendo en su importancia “porque capacita para el empleo a personas en riesgo de exclusión social y porque va a crear un producto que estimule el turismo accesible”.

Esta Guía Inclusiva existe gracias a Jesús Sosa, persona al frente de Euexia Rural que surge en 2015-2016. Borrallo destaca de Sosa su visión  abierta en el tema de la inclusión, “pues utiliza los recursos que la sociedad ofrece, algo novedoso ya que no se reduce al centro educativo cerrado donde llevamos a las personas con discapacidad para que pasen unas horas y después regresan a sus casas”. El proyecto ha querido ir más allá y junto con un grupo de voluntarios se dedican a trabajar el ocio inclusivo para que los discapacitados puedan integrarse totalmente en la sociedad.

La acción de la asociación se dirige también a otras personas en riesgo de exclusión social, como inmigrantes, mayores, mujeres víctimas de violencia de género o jóvenes de familias desestructuradas, sobre todo de las zonas rurales, aunque sin excluir a ciudadanos que viven en los entornos metropolitanos.

Por tanto, este proyecto consiste en “trabajar de manera directa con discapacitados en colaboración con la oficina de turismo de Jerez y van a presentar esta guía para que todo el mundo que desee visitar la localidad encuentren facilidad para hacerlo y ver nuestros monumentos, pernoctar y comer”, resume la alcaldesa.

Jesús Sosa especifica que trabajan en un modelo organizativo alineado con el entorno pues aprovecha el tiempo libre usando todos los recursos disponibles para el ocio. Con este proyecto, manifiesta, se genera un modelo de apoyo comunitario, “una participación real que capacita para el empleo pues se van a formar en guías turísticos para que muestren a personas con discapacidad el patrimonio de nuestras ciudades y pueblos”.

En este sentido, han logrado que una red de 17 empresas y administraciones públicas, por el momento, faciliten en sus instalaciones la formación de estas personas, teniendo la posibilidad de contratarlas al finalizar su periodo formativo.

Euexia (bienestar en griego) se mueve por 15 pueblos para que las personas con algún tipo de discapacidad puedan visitar y asistir a sus fiestas populares, monumentos, restaurantes y hoteles.