UPA-UCE Extremadura valora de manera positiva que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación se haya comprometido a introducir todas las demandas del sector apícola en el nuevo Real Decreto que se está elaborando para clarificar el etiquetado de miel, que en estos momentos se encuentra en fase de consulta pública.

Organizaciones agrarias, junto a los máximos responsables del sector apícola de ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias reclamaron ayer, en una reunión mantenida en sede ministerial, que se modifique la normativa actual para obligar a detallar el país de origen y su porcentaje en el etiquetado de la miel, tal y como ya sucede en otros países comunitarios como Italia, Polonia o Grecia.

“Es fundamental que el consumidor cuente con mayor información sobre la miel que compra porque eso ayudará a que revalorice la miel de los productores más cercanos, que ayudan a mantener vivos los pueblos y defienden el ecosistema”, explica el responsable apícola de UPA-UCE, Antonio Prieto.

Extremadura cuenta con más de 1. 150 apicultores que la sitúan en la primera comunidad autónoma por colmenas, apicultores y tamaño medio de las explotaciones.

Los representantes del sector apícola denuncian la falta de transparencia que posibilita la aplicación de la Directiva 2014/63/UE de la Miel en España, ya que permite a los operadores etiquetar mieles con menos del 1% de miel de la UE como “mezcla de mieles UE-no UE” sin indicar los países en los que las mieles fueron recolectadas, o etiquetar como “mezcla de mieles no UE”. Esta norma atenta contra lo establecido en la normativa comunitaria en materia de etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios ya que las leyendas admitidas por la Directiva inducen a confusión y desinforman a los consumidores.

“Necesitamos una buena campaña informativa para que el consumidor tenga toda la información necesaria sobre el producto que compra”, reclama Prieto.

Desde UPA-UCE seguirán trabajando conjuntamente con todo el sector para lograr que este etiquetado tenga vigencia en España y en toda la Unión Europea y evitar así que entren mieles procedentes de países terceros.