Las organizaciones agrarias UPA-UCE Extremadura, ASAJA Cáceres y Cooperativas Agro-alimentarias manifiestan su desacuerdo ante las últimas declaraciones públicas del consejero delegado de la empresa Azucarera, Juan Luis Rivero, al considerar que la construcción de la planta azucarera en Mérida es “inviable”.

Las organizaciones agrarias extremeñas y Cooperativas Agro-alimentarias se unen para rechazar lo que consideran como “unas declaraciones interesadas” con las que la empresa Azucarera pretende poner en duda el proyecto y evitar así más competencia. “Persiguen ponerle trabas al proyecto para no perder su hegemonía en el conjunto del sector remolachero español, ya que están acostumbrados a funcionar como un oligopolio y marcar las reglas, tanto a los productores como a los consumidores”, sentencian las organizaciones.

Las agrupaciones seguirán mostrando su apoyo a la realización de dicha inversión porque, a su juicio, supone una gran oportunidad para el conjunto de sector agrario en la región. Este proyecto contempla, además, la construcción de la planta, que supondrá la creación de puestos de trabajo, algo muy beneficioso también para empresas auxiliares de transporte, logística y otros servicios.

Como representantes de los agricultores, consideran que el proyecto de la azucarera es una buena oportunidad para la diversificación de los cultivos y rotación de las explotaciones.

“Creemos que Extremadura es un sitio ideal para construir la azucarera porque aquí tenemos agua, tierra y profesionales”, coinciden.

Foto: Agroinformación