El presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo Miranda, ha visitado la localidad de Higuera de Vargas con motivo del acto inaugural del parque municipal Trejo con su espacio para el esparcimiento infantil y deportivo. El parque está ubicado en el denominado «Cruce Cuatro Caminos», en la confluencia de la carretera de Higuera de Vargas y Zahínos, en una loma desde la que se divisa una bella panorámica del pueblo.

Al evento, que ha comenzado al mediodía, han asistido junto al presidente de la institución provincial el alcalde del municipio, José Torvisco Soriano; el arquitecto del mismo, Ignacio Garrancho Casas;  la portavoz de Gobierno de la Junta de Extremadura, Gil Rosiña; alcaldes de ayuntamientos pertenecientes al partido judicial de Olivenza; diputados provinciales y vecinos de la localidad, entre otras autoridades y público asistente.

Con el nuevo parque consigue Higuera de Vargas un espacio de esparcimiento para la localidad de más de 6.000 metros cuadrados e incorpora a la vida urbana lo que era sencillamente una huerta y lleva  el nombre de  Trejo en honor del fallecido propietario del terreno en que está enclavado. Precisamente, Miguel Ángel Gallardo, ha agradecido a la familia Trejo que se aviniera a vender este terreno a la Diputación para reconvertirlo en esta nueva zona.    La gestión de la obra ha sido compleja porque en la zona convergían dos carreteras de la Junta de Extremadura y de la Diputación de Badajoz, respectivamente. También ha sido necesario elaborar un proyecto de zona inundable para la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

Este parque, ha manifestado el presidente de la Diputación, “es una ilusión del alcalde compartida con su pueblo, en especial con los niños que echaban de menos un espacio para ellos”. Gallardo ha añadido que en esta zona los padres van a poder ver crecer a sus hijos”, a la vez que podrán utilizar las pistas de pádel instaladas. “Se trata -ha explicado el presidente- de generar oportunidades, y esto es lo que ha querido hacer la Diputación con su ayuda en la construcción del mismo”.

El parque está dotado de zonas verdes, otra infantil y de aparatos de gimnasia, charca artificial donde se instala una noria que se ha restaurado, un auditorio que aprovecha el montículo natural que alberga la huerta, kiosco-bar en la parte de arriba del montículo y cinco mil rosas que han sido proporcionadas por la Diputación de Badajoz.

“Desde este parque no solo se podrá disfrutar del descanso y el ocio, sino que también habrá oportunidad de hacer negocio”, ha afirmado Gallardo, indicando que en estas dotaciones de servicios está también la Diputación de Badajoz para la supervivencia y oportunidades del mundo rural.

A los árboles que estaban en la zona y que se han conservado, se han añadido cuatro palmeras de más de 30 años y unos 10 metros de altura que causaban algunos problemas en la pared del Cuartel de la Guardia Civil y que han sido trasladadas a Trejo por el Parque de Maquinaria de la institución provincial en una operación delicada y compleja que tuvo éxito