El Salón de Plenos de la Diputación acoge el I Congreso Nacional de Turismo Taurino, organizado por la institución provincial a través de sus patronatos de Turismo y Tauromaquia y con la colaboración del Área de Igualdad y Desarrollo Local.

La inauguración corrió a cargo del presidente de la Diputación, Valentín Cortés, quien en primer lugar dio la bienvenida a los más de sesenta profesionales del mundo del periodismo y agencias de viaje que durante estos días podrán conocer las potencialidades de la dehesa extremeña donde pastan más de cincuenta ganaderías bravas. En la región existen unas 120 ganaderías bravas que generan unos mil puestos de trabajo.

Cortés desglosó el trabajo que la Diputación realiza en torno al toro y al turismo. Recordó que la Escuela del Patronato de Tauromaquia forma a medio centenar de jóvenes de entre 12 y 18 años. Una escuela de la que han salido figuras como Alejandro Talavante, Miguel ángel Perera, Julio Parejo, Tomás Campos, Rafael Cerro, Javier Solís, Miguel Murillo o Israel Lancho.

“El turismo también es plato fuerte en el trabajo de esta institución que, a través del Patronato de Turismo se afana potenciar el conocimiento de diferentes rutas turísticas como la del Jamón Ibérico, Los Castillos, el Arte Mudéjar y rutas de naturaleza y ornitológica”, destacó Valentín Cortés que añadió que el turismo ha sido un sector estratégico con un extraordinario comportamiento en momento de crisis económica.

También recordó que desde el Área de Igualdad y Desarrollo Local se lleva años trabajando en el producto turístico “Dehesa y Toro”. Destacó que durante el Congreso se abordará el impacto económico del turismo del toro y la necesidad de poner en marcha un Cluster de Turismo Taurino.

“Desde la Diputación de Badajoz estamos convencidos de la importancia de la ganadería de reses bravas en el sector económico de nuestra provincia, y por ello queremos con este Congreso que a partir del mismo sean muchas las personas de la geografía nacional y de fuera de ella las que nos visiten y puedan vivir la experiencia inolvidable de una visita a una ganadería, unido todo ello, a la belleza del ecosistema de nuestra dehesa”, añadió.

Miguel Ruíz, Diputado Delegado del área de Cultura y de los patronatos de Turismo y Tauromaquia, hablaba de la buena acogida que está teniendo este Primer Congreso Nacional de Turismo Taurino.

Se han desarrollado distintas ponencias, la primera ha sido “Paquetes taurinos de la provincia de Badajoz” en la que el director de la Agencia de Viajes Traventure, Juan José Sánchez, informaba de cómo hay cada vez más turistas que demandan este tipo de ofertas. Continuando con la ponencia “Los toros, producto cultural”, Beatriz Badorrey, profesora de Historia de la UNED de Madrid, explicaba cómo, con el paso del tiempo, el toro ha ido adquiriendo cada vez más interés.

El sábado 28, se desarrollará la charla “la oportunidad de crear un producto turismo taurino” en la que se contará con la presencia de consultores. Por otro lado, José Luis Iniesta, de la ganadería Los Espartales, comentó que explicará durante la ponencia “Impacto económico del Turismo del toro” cómo la Tauromaquia se ha convertido en un factor turístico que cada vez genera más empleo y riqueza. Y la última de las ponencias tratará sobre “La Gastronomía y el Turismo Taurino” en la que intervendrán Fernando Valbuena, de la Academia Extremeña de Gastronomía, y Javier García, del restaurante Lugaris-Badajoz .

Otra actividad de interés es la visita a las plazas de toros de Olivenza y de Fregenal de la Sierra, uno de los lugares estratégicos donde se genera economía más allá de la dehesa. Además, los congresistas han podido ver los valores del campo extremeño con una visita a la finca «Los Fresnos» (Táliga) de la ganadería de Luis Terrón en la que han participado los alumnos del Patronato Provincial de Tauromaquia con un Tentadero de vaquillas. También visitarán la finca “Torregrande” , en Bodonal de la Sierra, durante el sábado. La finalidad de este tipo de actividades es, según comentó Fernando Masedo, gerente del Patronato de Tauromaquia, poder ver la dehesa y a los toros bravos en su entorno natural.